crsheader Index English version Related Topics Resfríos (infecciones en las vías respiratorias superiores o URI)

(Colds – Upper Respiratory Infections, or URIs)

¿Qué es un resfrío?

Un resfrío o una infección en las vías respiratorias superiores es una infección de la nariz y la garganta causada por un virus.

Los síntomas de un resfrío pueden incluir:

  • congestión o goteo nasal
  • fiebre
  • dolor de garganta
  • a veces, toso o voz ronca
  • ojos llorosos o rojos
  • ganglios linfáticos inflamados en el cuello.

¿Cuál es la causa?

El virus del resfrío se transmite de una persona a otra por contacto de las manos, toser y estornudar. Los resfríos no son causados por corrientes o aire fríos. Debido a que hay un máximo de 200 virus que causan resfríos, los niños más sanos pueden sufrir un mínimo de 6 resfríos al año.

Muchos niños y adultos tienen goteo nasal en el invierno, cuando respiran aire frío. Esto se llama rinitis vasomotora. El goteo nasal generalmente se detiene dentro de los 15 minutos después de que una persona ingresa en un lugar cerrado. No necesita tratamiento y no tiene nada que ver con el resfrío o una infección.

La rinitis química es una congestión nasal seca que resulta de usar gotas nasales descongestivas o un aerosol con demasiada frecuencia y durante mucho tiempo (más de 1 semana). Mejorará uno o dos días después de dejar de usar el aerosol o gotas para la nariz.

¿Cuánto tiempo dura?

Generalmente, la fiebre dura 2 o 3 días. El dolor de garganta puede durar 5 días. La secreción nasal y la congestión pueden durar hasta 2 semanas. La tos puede durar 3 semanas.

Los resfríos no son una enfermedad grave. Entre el 5% y el 10% de los niños desarrollan una infección bacteriana por un resfrío. Esté atento a síntomas de una infección bacteriana, como dolor de oídos, secreción amarilla por el canal auditivo, secreción amarilla de los ojos, presión o dolor sinusal (a menudo, significa una infección en los senos paranasales) o respiración agitada (a menudo, un signo de neumonía). La secreción nasal amarilla o verde es parte normal de la reacción del cuerpo ante un resfrío. Como un síntoma aislado, no significa que su hijo tenga una infección en los senos paranasales. Sospeche de una infección en los senos paranasales solo si su hijo se queja de presión, dolor o hinchazón de los senos paranasales y que no mejora con los lavados nasales.

Si tiene un niño pequeño, asegúrese de que no se deshidrate. Una nariz obstruida puede interferir tanto con la capacidad de succión que es posible que ocurra la deshidratación.

¿Cómo puedo cuidar a mi hijo?

No puede hacerse mucho para cambiar la duración de un resfrío. Sin embargo, podemos aliviar muchos de los síntomas. Tenga en cuenta que el tratamiento para el goteo nasal es bastante diferente del tratamiento para la congestión nasal.

  • Tratamiento para el goteo nasal con mucha secreción líquida.

    El mejor tratamiento es limpiarse la nariz durante uno a dos días. Aspirar y tragar las secreciones es probablemente mejor que soplarlas porque sonarse la nariz puede provocar una infección en los oídos o los senos paranasales. Para los bebés pequeños, use una pera de succión de caucho suave para eliminar las secreciones suavemente.

    Aplique vaselina alrededor de las fosas nasales para protegerlas de irritaciones.

    La secreción nasal es la forma que tiene la nariz de deshacerse de los virus. Los antihistamínicos no son útiles a menos que su hijo tenga una alergia nasal.

  • Tratamiento para la congestión nasal con obstrucción por mucosidad seca: Lavados nasales.

    La mayoría de las congestiones nasales presentan obstrucción por mucosidad seca. Sonarse la nariz o la succión sola no puede eliminar la mayoría de las secreciones secas. Colocar gotas y luego aspirar o soplar el líquido en la nariz puede ayudar. Esto se denomina lavado nasal.

    Las gotas nasales de agua tibia del grifo o solución salina son mejores que cualquier medicamento que pueda comprar para aflojar la mucosidad. Para prepara gotas nasales con solución salina normal, mezcle 1/2 cucharadita de sal en 8 onzas (237 ml) de agua. Prepare solución nueva todos los días y consérvela en una botella limpia. Use un gotero limpio para aplicar las gotas en la nariz. El agua también se puede hacer gotear usando una bola de algodón húmeda.

    • Para los niños pequeños que no pueden sonarse la nariz:

      Coloque 3 gotas de agua tibia o solución salina en cada fosa nasal. (Si su hijo tiene menos de 1 año de edad, use solo 2 gotas por vez y en 1 fosa nasal por vez). Después de 1 minuto, use una pera de succión de caucho suave para eliminar la mucosidad que se haya aflojado. Para eliminar las secreciones de la parte posterior de la nariz, deberá bloquear ambos orificios nasales por completo con la punta de la pera de succión en un lado y su dedo en el otro. Si causa un sangrado nasal, está poniendo la punta de la pera de succión demasiado adentro. Puede comprar una pera de succión en una farmacia por unos $2. Trate de comprar una corta y gruesa con un filtro para mucosidad transparente de plástico.

    • Para niños más grandes que pueden sonarse la nariz:

      Use 3 gotas en cada fosa nasal mientras su hijo está acostado boca arriba en una cama con la cabeza colgando hacia un lado. Espere 1 minuto para que el agua ablande y afloje la mucosidad seca. Haga que su hijo se sople la nariz. Esto puede repetirse varias veces para limpiar completamente las fosas nasales.

    • Errores en el uso de gotas nasales de agua tibia o solución salina:

      Los principales errores son no esperar el tiempo suficiente para que las secreciones se aflojen antes de la succión o de sonarse la nariz, y no repetir el procedimiento hasta que la respiración sea sin complicaciones. La parte frontal de la nariz puede verse abierta, mientras que la parte posterior se ve obstruida por la mucosidad seca.

    • Use los lavados nasales al menos 4 veces por día o cuando su hijo no pueda respirar por la nariz.
  • La importancia de limpiar la nariz de un niño pequeño.

    Un niño no puede respirar por la boca y succionar algo al mismo tiempo. Si está amamantando o alimentando con biberón a su hijo, debe limpiarle la nariz para que pueda respirar mientras está succionando. También es importante limpiarle la nariz a su bebé antes de acostarlo a dormir.

  • Tratamiento para otros síntomas de resfríos.
    • Fiebre: Use paracetamol o ibuprofeno para aliviar dolores o bajar la fiebre superior a 102 ºF o 39 ºC.
    • Dolor de garganta: Use caramelos duros para niños de más de 6 años de edad y caldo de pollo caliente para niños de más de 1 año de edad.
    • Tos: Use gotas para la tos para niños de más de 6 años de edad. Use entre 1/2 y 1 cucharadita de miel para niños de más de 1 año de edad. Si no tiene miel a disposición, puede usar jarabe de maíz. Use un humidificador para que el aire de la habitación esté menos seco.
    • Ojos rojos: Enjuáguelos frecuentemente con bolas de algodón húmedas.
    • Poco apetito: Fomente la ingestión de líquidos dejando que el niño elija qué desea beber. Se necesitan líquidos adecuados para prevenir la deshidratación.
  • Prevención de resfríos.

    Un resfrío está causado por el contacto directo con alguien que ya está resfriado. Con los años, todos estamos expuestos a los resfríos y desarrollamos cierta inmunidad a ellos. Enséñeles a los niños a lavarse las manos con frecuencia, especialmente después de tener contacto con alguien que está resfriado.

    Las complicaciones por los resfríos son más comunes en niños durante el primer año de vida. Trate de evitar exponer a los bebés pequeños a otros niños o adultos con resfríos, guarderías de cuidado diario y guarderías de la iglesia.

    Un humidificador evita la sequedad de las mucosas, que pueden estar más susceptibles a las infecciones.

    Desafortunadamente, no se ha demostrado que la vitamina C prevenga o acorte los resfríos. Grandes dosis de vitamina C (por ejemplo, 2 gramos) causan diarrea.

  • Errores comunes en el tratamiento de resfríos.

    La mayoría de los medicamentos de venta libre no son eficaces. En niños de menos de 4 años de edad, pueden causar efectos secundarios graves y nunca se deben utilizar. Los antihistamínicos no ayudan con los síntomas de resfrío. Sobre todo, evite medicamentos que contengan varios ingredientes, ya que hay una mayor posibilidad de efectos secundarios de estos fármacos. Nada puede reducir la duración de un resfrío. Use paracetamol (Tylenol) o ibuprofeno (Advil) para el resfrío solo si su hijo tiene fiebre, dolor de garganta, dolor de cabeza o dolor muscular. Los niños menores de 18 años de edad no deben tomar aspirina o productos que contengan salicilatos debido al riesgo de desarrollar el síndrome de Reye.

    No administre antibióticos que le sobraron para resfríos sin complicaciones, ya que no tienen efecto sobre los virus y pueden causar daño.

¿Cuándo debo llamar al profesional médico de mi hijo?

Llame INMEDIATAMENTE si:

  • Se presenta dificultad para respirar o respiración agitada.
  • Su hijo comienza a mostrarse muy enfermo.

Llame durante el horario de atención si:

  • La fiebre dura más de 3 días.
  • Los síntomas de molestias nasales duran más de 14 días.
  • Los ojos presentan una secreción amarilla.
  • No puede desobstruir la nariz de su bebé lo suficiente para beba líquidos adecuados.
  • Cree que su hijo puede tener dolor de oído o dolor en los senos paranasales.
  • El dolor de garganta de su hijo dura más de 5 días.
  • Usted tiene otras preguntas o dudas.

Escrito por Barton D. Schmitt, MD, autor de “My Child Is Sick”, American Academy of Pediatrics Books. Published by RelayHealth.
Last modified: 2011-07-28
Last reviewed: 2011-06-06 Este material se revisa periódicamente y está sujeto a cambios en la medida que aparezca nueva información médica. Se proporciona sólo para fines informativos y educativos, y no pretende reemplazar la evaluación, consejo, diagnóstico o tratamiento médico proporcionados por su profesional de atención de la salud. Pediatric Advisor 2011.4 Index
© 2011 RelayHealth and/or its affiliates. All rights reserved.