crsheader Index English version Illustration Thumbnail image of: Oído: ilustración Infección del oído: Prevención

(Ear Infection: Prevention)

¿Cómo puedo ayudar a evitar las infecciones del oído?

Mientras haya líquido en el oído medio, existe el riesgo de que su hijo sufra otra infección del oído. La siguiente lista incluye algunas formas de ayudar a evitar las infecciones del oído.

  • Evite el humo del tabaco. Proteja a su hijo del humo de tabaco de segunda mano. Ser fumador pasivo aumenta la frecuencia y la gravedad de las infecciones. Asegúrese de que nadie fume en su casa o en la guardería.
  • Evite el exceso de resfríos. Reduzca la exposición de su hijo a niños con resfrío durante el primer año de vida. La mayoría de las infecciones del oído comienzan con un resfrío. Trate de evitar llevar a su hijo a las guarderías grandes durante el primer año, es mejor dejarlo con una niñera en su casa o en una guardería pequeña que esté en una casa.
  • Amamante a su hijo. Amamante a su bebé durante los primeros 6 a 12 meses de vida. Los anticuerpos de la leche materna reducen la tasa de infecciones del oído. Si usted está amamantando a su hijo, continúe haciéndolo. Si no amamanta a este bebé, considere hacerlo con el próximo.
  • Haga que su hijo reciba todas las vacunas recomendadas. La vacuna contra la gripe y la vacuna contra la neumonía neumocócica protegerán a su hijo de algunas infecciones del oído.
  • Evite apuntalar el biberón. Si alimenta a su bebé con biberón, sostenga a su bebé con la cabeza más arriba que el estómago. Alimentar a su bebé en la posición horizontal puede hacer que la leche de fórmula fluya en dirección inversa hacia la trompa de Eustaquio. Dejar que el bebé sostenga su biberón también puede hacer que la leche fluya hacia el oído medio.
  • Controle las alergias. Si su bebé tiene goteo nasal, el problema podría ser que tenga alergia a la leche. Esto es más probable si su hijo presenta otras alergias, como un eczema.
  • Compruebe si su hijo ronca. Si su hijo pequeño ronca todas las noches o respira por la boca, puede tener adenoides grandes. Las adenoides grandes pueden causar infecciones del oído. Hable con su profesional médico sobre este tema.

Llame al profesional médico de su hijo durante el horario de atención si ocurre lo siguiente:

  • Su hijo tiene dolor de oído.
  • Su hijo presenta un retraso en el desarrollo del habla.
  • Usted tiene otras preguntas o dudas.

Escrito por Barton D. Schmitt, MD, autor de “My Child Is Sick”, American Academy of Pediatrics Books. Published by RelayHealth.
Last modified: 2011-07-28
Last reviewed: 2011-06-06 Este material se revisa periódicamente y está sujeto a cambios en la medida que aparezca nueva información médica. Se proporciona sólo para fines informativos y educativos, y no pretende reemplazar la evaluación, consejo, diagnóstico o tratamiento médico proporcionados por su profesional de atención de la salud. Pediatric Advisor 2011.4 Index
© 2011 RelayHealth and/or its affiliates. All rights reserved.