crsheader Index English version Related Topics Prueba de alergia a las comidas

(Food Allergy Testing)

¿Qué es un análisis de alergia a las comidas?

El análisis de alergia a las comidas es una manera de verificar la reacción del cuerpo a ciertas comidas. Se puede hacer uno o más de los siguientes análisis:

  • prueba de pinchazo en la piel
  • análisis de sangre
  • prueba de desafío alimentario
  • dieta de eliminación

¿Por qué se hace?

Si su hijo tiene un historial de síntomas de alergia después de comer ciertas comidas, su profesional médico le puede recomendar que le haga análisis para ver si tiene alguna alergia a las comidasEsto le ayudará a saber qué comidas debería evitar para no tener una reacción alérgica. La mayoría de las alergias a las comidas son causadas por muy pocas comidas. Las comidas más comunes que causan alergias son leche, soja, huevos, cacahuates, nueces, pescado, mariscos y trigo.

Quizás le tenga que hacer a su hijo un análisis de alergia a las comidas si tiene alguno de los siguientes síntomas poco después de comer:

  • urticaria
  • enrojecimiento de la piel
  • picazón
  • hinchazón de labios o párpados
  • estrechez en la garganta
  • sibilancias u otros problemas respiratorios
  • tos
  • cólicos estomacales, vómitos o diarrea
  • desmayos.

De ser posible, consulte al profesional médico cuando se produce la reacción alérgica. Esto le ayudará al profesional a realizar un diagnóstico.

¿Cómo debo preparar a mi hijo para un análisis de alergia?

Es posible que su hijo tenga que evitar ciertos medicamentos antes del análisis porque pueden afectar su resultado. Por ejemplo, su hijo quizás tenga que dejar de tomar antihistamínicos uno o varios días antes de hacerse el análisis. Es importante que el profesional médico sepa qué medicamentos, hierbas o suplementos está tomando su hijo. Su hijo no debería dejar de tomar ninguno de sus medicamentos habituales sin consultar primero con su profesional médico.

¿Cómo se hacen estos análisis?

Es posible que su profesional médico o alergista indique una o más de las siguientes pruebas:

Pruebas de punción en la piel: La prueba de punción en la piel se realiza para detectar alergias a los alimentos. Para realizar esta prueba, se coloca una gota de un extracto de un alimento sobre la piel y luego se da un pinchazo con una aguja pequeña a través de la gota de extracto de alimento. La prueba también puede realizarse con una lanceta que ha sido embebida previamente con el extracto de alimento. Se pincha solo la capa superior de la piel. Por lo general, la prueba se realiza en el brazo o la espalda del niño. La prueba en la piel se puede controlar en 15 minutos. Si su hijo es alérgico a alguno de los alimentos, se observará un bulto de color rojo similar a una picadura de mosquito en la zona donde se colocó el extracto de alimento.

Prueba intradérmica: Para realizar esta prueba, se inyecta una cantidad pequeña de alérgeno debajo de la piel con una jeringa. Esta prueba es más sensible que el método de punción en la piel y puede realizarse si la prueba de punción es negativa.

Las pruebas en la piel no son muy dolorosas pero pueden atemorizar a un niño pequeño. Antes de la prueba, explíquele a su hijo lo que está por suceder para ayudar a calmar cualquier temor. En los niños que presentan reacciones alérgicas extremadamente graves y otras afecciones de la piel tales como eccema, la prueba en la piel puede provocar irritación o incluso reacciones potencialmente mortales. En este caso, la prueba de radioalergoadsorción (RAST, por sus siglas en inglés) sería una alternativa segura.

Análisis de sangre (prueba RAST): Los análisis de sangre no se realizan tan frecuentemente como las pruebas de punción en la piel, pero pueden ser útiles en algunos casos. A veces, los análisis de sangre se realizan en bebés menores de 1 año ya que la piel no reacciona a la prueba de punción como lo hace en niños mayores. El análisis mide la cantidad de anticuerpo IgE en la sangre. El cuerpo fabrica este tipo de anticuerpo cuando está tratando de combatir las sustancias que causan alergia en la comida (alergénicos). Se enviará una muestra de la sangre de su hijo a un laboratorio para analizarla. Los resultados del análisis mostrarán si el cuerpo de su hijo está fabricando anticuerpos a estas comidas y por lo tanto si su hijo es alérgico a las mismas.

Prueba de provocación con alimentos: La manera más confiable de analizar una alergia a las comidas es por medio de una prueba de desafío alimentario. Esta prueba se hace en general en el consultorio de su profesional médico. A veces se hace en el hospital. Durante esta prueba, a su hijo se le suministran cantidades de alimentos que se van incrementando gradualmente mientras un profesional médico observa los síntomas. Sólo un profesional capacitado, en condiciones de asistir a su hijo en caso de una reacción grave, debe realizar esta prueba. En el caso de las alergias que no pueden evaluarse a través de un análisis de sangre (tales como las alergias gastrointestinales), una prueba de provocación con alimentos puede ser la única manera adecuada de realizar un diagnóstico. La prueba de provocación es también un buen método para saber si su hijo ha superado una alergia.

Dieta de eliminación: Su profesional médico puede indicar que su hijo deje de consumir alimentos sospechosos durante una o dos semanas para luego incorporarlos a la dieta de a uno por vez. Esto ayudará a relacionar los síntomas con alimentos específicos. Durante ese período, deberá llevar un registro de cualquier síntoma que tenga su hijo y de los alimentos que consume. Si su hijo ha manifestado una reacción grave a los alimentos, no se podrá utilizar este método.

¿Qué significan los resultados de las pruebas?

Si el resultado de la prueba en la piel o del análisis de sangre es negativo, es probable que su hijo no sea alérgico a ese alimento.

Si el resultado de la prueba en la piel es positivo para un alimento en particular, existe la posibilidad de que su hijo sea alérgico a ese alimento. A veces, los resultados de la prueba pueden ser positivos aun si su hijo no es alérgico al alimento.

El resultado positivo de una prueba puede ser incorrecto algunas veces por las siguientes razones:

  • A veces, su hijo puede seguir teniendo una prueba positiva durante muchos años a una alergia a las comidas que ya ha superado.
  • Su hijo es alérgico a otro alimento o preparado no alimentario que tiene algunos componentes similares a los del alimento por el que fue evaluado. Por ejemplo, si su hijo es alérgico a los cacahuates, puede tener un resultado positivo en la prueba de soja, o si es alérgico al polen del césped, puede tener un resultado positivo en la prueba de trigo.

Los resultados del análisis son sólo parte de un examen más general que tiene en cuenta la historia clínica y estado de salud actual de su hijo. A veces es necesario repetir un análisis para verificar sus resultados. Hable con su profesional médico sobre los resultados del análisis de su hijo y hágale todas las preguntas que considere necesarias.

Para obtener más información, comuníquese con:

Red de Anafilaxia y Alergia a las Comidas (FAAN, Food Allergy and Anaphylaxis Network)

Sitio web: http://www.foodallergy.org.

Academia Americana de Alergia, Asma e Inmunología (The American Academy of Allergy, Asthma and Immunology)

Sitio web: http://www.aaaai.org

Desarrollado por RelayHealth. Published by RelayHealth.
Last modified: 2011-07-27
Last reviewed: 2011-07-05 Este material se revisa periódicamente y está sujeto a cambios en la medida que aparezca nueva información médica. Se proporciona sólo para fines informativos y educativos, y no pretende reemplazar la evaluación, consejo, diagnóstico o tratamiento médico proporcionados por su profesional de atención de la salud. Pediatric Advisor 2011.4 Index
© 2011 RelayHealth and/or its affiliates. All rights reserved.