crsheader Index English version Related Topics Fiebre del heno (rinitis alérgica)

(Hay Fever)

¿Qué es la fiebre del heno?

La fiebre del heno es una reacción alérgica de la nariz (y los senos nasales) al polen que se encuentra en el aire.

Los síntomas incluyen:

  • secreción nasal transparente
  • picazón de la nariz con estornudos e inhalación
  • picazón y lagrimeo de los ojos y conjuntivitis aguda (alergias de los ojos); y
  • a veces, congestión de los senos nasales o de los oídos.

La fiebre del heno es la causa más común de alergia. Más del 15% de los niños la tienen.

¿Cuál es la causa?

Aunque el polen es generalmente la causa de la fiebre del heno, también pueden aparecer síntomas similares a causa de mascotas, animales de granja u otra cosa a la que su hijo sea alérgico. Esta sensibilidad alérgica por lo general es hereditaria.

Durante abril y mayo, el polen más común que causa fiebre del heno es el de los árboles. En junio y julio, el polen frecuentemente proviene del césped. Desde agosto hasta la primera helada, la principal causa de la fiebre del heno es el polen de la ambrosía.

¿Cuánto tiempo durará?

Esta es una afección crónica que probablemente volverá a aparecer todos los años durante la temporada del polen, quizás de por vida. Por lo tanto, es importante aprender cómo controlarla.

¿Cómo puedo cuidar a mi hijo?

  • Medicamentos antihistamínicos por vía oral

    El mejor medicamento para la fiebre del heno es un antihistamínico. Este aliviará los síntomas de la nariz y los ojos. Su hijo necesita el antihistamínico recomendado por su profesional médico.

    Los síntomas desaparecen más rápido si los antihistamínicos se administran ante la aparición del primer signo de estornudo o inhalación. Para los niños que tienen síntomas todos los días, también es posible controlarlo si los antihistamínicos se toman continuamente durante la temporada del polen. Para los niños que tienen síntomas ocasionales, se puede tomar antihistamínicos los días que tienen síntomas o que esperan tenerlos.

    Los antihistamínicos más antiguos tales como Benadryl o Chlor-Trimeton son más poderosos que los nuevos de acción prolongada. Sin embargo, en algunas personas causan somnolencia. Si su niño está somnoliento, siga con el medicamento pero disminuya la dosis. Si la somnolencia continúa, cambie a antihistamínicos de acción prolongada tales como Zyrtec y Claritin, que pueden administrarse una vez por día. Estos están aprobados por la FDA para utilizarlos en niños mayores de 2 años y puede comprarlos sin receta médica. Todos estos antihistamínicos están disponibles sin receta médica (OTC). Lea y siga las indicaciones de la etiqueta.

  • Aerosoles nasales para prevención

    Si los antihistamínicos no ayudan, la fiebre del heno por lo general puede controlarse con aerosoles nasales de esteroides recetados. Ocasionalmente, es necesario colocar las vacunas contra la alergia.

    Los aerosoles nasales deben utilizarse cuando no hay goteo nasal. Dele a su hijo un antihistamínico para detener el goteo antes de usar el aerosol. Use el antihistamínico recomendado por su médico.

  • Lavados nasales

    Use agua tibia o gotas nasales salinas para quitar el polen u otras sustancias alérgicas de la nariz. Coloque 2 o 3 gotas en cada seno nasal y suénese la nariz. Repita hasta que se abra. Los adolescentes pueden salpicarse agua tibia en la nariz y luego sonarse la nariz.

  • Eliminación del polen para disminuir los síntomas de la fiebre del heno

    El polen tiende a acumularse en las superficies del cuerpo expuestas y especialmente en el cabello. Bañe a su hijo y lávele el cabello todas las noches antes de que se vaya a acostar. Su hijo debe evitar tocar mascotas que hayan estado afuera y que probablemente estén cubiertas con polen.

  • Prevención de los síntomas de la fiebre del heno

    La exposición de su hijo al polen puede reducirse si no hace paseos en coche por el campo y si no se sienta al lado de una ventanilla abierta del un automóvil en los viajes que son necesarios. Debe mantenerse alejado de cualquier persona que esté cortando el césped durante la temporada del polen. Cuando haya viento o el recuento de polen sea especialmente alto, debe quedarse adentro. Cierre las ventanas que se enfrentan a los vientos predominantes. Use un acondicionador de aire en lugar de un ventilador de ático o de ventana. Los ventiladores pueden dejar entrar polen.

    Si la fiebre del heno de su hijo es especialmente mala, también puede llevarlo a una tienda o a un teatro con acondicionador de aire durante algunas horas.

    Los síntomas dependen de cuán elevado es el recuento de polen ese día. Puede obtener el recuento de polen diario en http://www.pollen.com. Solamente ingrese su código postal.

  • Alergias de los ojos relacionadas con la fiebre del heno

    Si su hijo tiene picazón y lagrimeo en los ojos, lávele la cara y los párpados para sacar el polen u otras sustancias alérgicas. Luego aplique un paño húmedo y frío en los párpados durante 10 minutos. Por lo general, un antihistamínico administrado por vía oral controla los síntomas. Si no, coloque 1 gota de gotas para ojos antihistamínicas (un producto de venta libre) en los ojos cada 12 horas durante algunos días. Actualmente, las gotas para ojos más efectivas son Zaditor y Alaway.

  • Errores comunes

    Las gotas nasales o los aerosoles nasales descongestivos por lo general no ayudan a la fiebre del heno porque se eliminan mediante las secreciones nasales apenas se colocan en la nariz. Además, si se utilizan gotas o aerosoles descongestivos nasales durante más de 5 días, estos pueden irritar la nariz y congestionarla más.

¿Cuándo debo llamar al profesional médico de mi hijo?

Llame durante el horario de atención si:

  • Los síntomas de su hijo no se controlan en 2 días con antihistamínicos.
  • Su hijo presenta dolor o presión en los senos nasales.
  • Tiene otras inquietudes o preguntas.

Escrito por Barton D. Schmitt, MD, autor de “My Child Is Sick”, American Academy of Pediatrics Books. Published by RelayHealth.
Last modified: 2011-07-28
Last reviewed: 2011-06-06 Este material se revisa periódicamente y está sujeto a cambios en la medida que aparezca nueva información médica. Se proporciona sólo para fines informativos y educativos, y no pretende reemplazar la evaluación, consejo, diagnóstico o tratamiento médico proporcionados por su profesional de atención de la salud. Pediatric Advisor 2011.4 Index
© 2011 RelayHealth and/or its affiliates. All rights reserved.