crsheader Index English version Lesión en la cabeza

(Head Injury)

¿Qué es una lesión en la cabeza?

Hay 3 tipos principales de lesiones en la cabeza:

Lesión en el cuero cabelludo: La mayoría de las lesiones en la cabeza son lesiones en el cuero cabelludo. Es común que los niños se caigan y se golpeen la cabeza en algún punto mientras crecen. Esto es especialmente común cuando un niño está aprendiendo a caminar. Las caídas frecuentemente causan un hematoma en la frente. A veces, los ojos morados aparecen de 1 a 3 días después porque el hematoma se extiende hacia abajo por gravedad. Pueden producirse bultos grandes con lesiones menores porque hay un gran suministro de sangre al cuero cabelludo. Por la misma razón, los cortes pequeños en la cabeza pueden sangrar mucho.

Fractura de cráneo: Las lesiones en la cabeza que no puede ver en el exterior de la cabeza son una fractura de cráneo o una conmoción. Solamente del 1% al 2% de los niños con lesiones en la cabeza sufrirán fractura de cráneo. Por lo general, no hay otros síntomas excepto por un dolor de cabeza en el lugar donde sufrió el golpe en la cabeza.

Conmoción: Una conmoción es una lesión leve al cerebro que cambia cómo funciona el cerebro normalmente. Por lo general, es causada por un golpe o una sacudida repentina. Muchos niños se golpean la cabeza sin causar una conmoción. Los signos de conmoción pueden incluir dolor de cabeza, náuseas, vómitos, mareos, confusión, olvidarse de lo que sucedió cerca del momento de la lesión, actuar aturdido o estar noqueado. Una persona NO necesariamente debe haber quedado noqueada o haber perdido la condición de conciencia para haber tenido una conmoción.

Si su hijo tiene una conmoción, es posible que haya síntomas continuos tales como dolores de cabeza leves, mareos, dificultad para pensar o cambios de comportamiento/emocionales durante varios días a semanas. Todos los niños que tenga conmoción necesitarán tener un seguimiento con el profesional médico.

¿Cómo puedo cuidar a mi hijo?

  • Cuidado de la herida

    Si la piel está abierta y separada, y es posible que se necesite sutura, llame a su profesional médico de inmediato. Si hay una raspadura, lave con agua y jabón. Luego aplique presión con un paño limpio (con una gasa estéril si tiene) durante 10 minutos para detener el sangrado. Para cualquier corte pequeño, aplique una pomada con antibióticos (OTC) dos veces por día hasta que cicatrice. Para la inflamación, coloque una compresa fría o una bolsa de hielo durante 20 minutos. Esto reducirá el dolor.

  • Descanso

    Aliente a su hijo a que se recueste y descanse hasta que todos los síntomas hayan desaparecido (o como mínimo durante dos horas). Se le puede permitir a su hijo dormir. No necesita intentar mantener a su hijo despierto continuamente. Haga que su hijo duerma cerca de usted para poder controlarlo periódicamente.

  • Dieta

    Dele a su hijo solo líquidos claros (a través de los que se puede ver) hasta que haya pasado 2 horas sin vomitar. (Los vómitos son comunes después de la lesiones en la cabeza).

  • Medicamentos para el dolor

    Para aliviar el dolor, administre paracetamol (Tylenol) o ibuprofeno (Advil) según sea necesario. Precaución: espere 2 horas para asegurarse que su hijo no vaya a vomitar a causa de la lesión en la cabeza.

  • Precauciones especiales y despertar

    A pesar de que su hijo esté probablemente bien, obsérvelo cuidadosamente durante las 48 horas después de la lesión. Duerma en la misma habitación con su hijo durante las 2 primeras noches después de la lesión. De esa forma, usted estará cerca si desarrolla algún síntoma. Despertarlo para comprobar la capacidad de caminar y hablar es opcional, salvo que su patrón de sueño o de respiración se vuelva anormal. Si su hijo está bien durante 48 horas, vuelva a la rutina normal.

    No es necesario revisar las pupilas de su hijo para asegurarse de que sean iguales en tamaño y que se vuelvan más pequeñas cuando se les acerque la luz de una linterna. Las pupilas desiguales nunca se ven antes que otros síntomas tales como la confusión y la dificultad para caminar. Además, esta prueba es difícil de realizar con niños que no colaboran o que tienen iris oscuro.

  • Vuelta a los deportes

    Los niños con una conmoción no deberían volver a las actividades deportivas hasta que el profesional médico indique que su hijo ya no tiene síntomas. Si su hijo vuelve demasiado pronto y tiene otro golpe en la cabeza, puede desarrollar otra conmoción y correr más riesgo de sufrir lesiones en el cerebro.

¿Cuándo debo llamar al profesional médico de mi hijo?

El médico que vio a su hijo ha determinado este puede irse a su casa para que lo sigan observando.

Llame INMEDIATAMENTE si:

  • La piel está abierta y separada, y es posible que se necesite puntos.
  • El dolor de cabeza se vuelve grave.
  • Vomita 2 o más veces.
  • Su hijo ve borroso o doble.
  • Es difícil despertar a su hijo o se siente confundido.
  • Tiene dificultades para caminar o hablar.
  • Su hijo desarrolla síntomas nuevos.

Escrito por Barton D. Schmitt, MD, autor de “My Child Is Sick”, American Academy of Pediatrics Books. Published by RelayHealth.
Last modified: 2011-07-28
Last reviewed: 2011-06-06 Este material se revisa periódicamente y está sujeto a cambios en la medida que aparezca nueva información médica. Se proporciona sólo para fines informativos y educativos, y no pretende reemplazar la evaluación, consejo, diagnóstico o tratamiento médico proporcionados por su profesional de atención de la salud. Pediatric Advisor 2011.4 Index
© 2011 RelayHealth and/or its affiliates. All rights reserved.