crsheader Index English version Related Topics Diabetes: Reacción a la insulina y bajo nivel de azúcar en la sangre

(Diabetes: Insulin-Reaction and Low Blood Sugar)

¿Qué es el bajo nivel de azúcar en la sangre?

Hipoglucemia es el término que se utiliza cuando usted tiene muy poca azúcar en la sangre. El bajo nivel de azúcar en la sangre llega rápidamente y su hijo, familia o amigos deben tratarlo de inmediato. Si el bajo nivel de azúcar en la sangre continúa durante mucho tiempo, el cerebro puede dañarse. Como el cerebro crece rápidamente durante los primeros 4 años de vida, es de particular importancia prevenir el bajo nivel de azúcar en la sangre grave en los niños pequeños. El tratamiento temprano previene que se produzca una reacción más grave. Es muy importante que la familia y otras personas que se ocupan de su hijo conozcan los signos y síntomas de la hipoglucemia. Su hijo tiene bajo nivel de azúcar en la sangre si el resultado de el análisis de azúcar en la sangre es inferior a 60 mg/dl o 3,3 mmol/l. Los síntomas de bajo nivel de azúcar en la sangre generalmente ocurren cuando el azúcar en sangre descienden por debajo de 70 mg/dl (3,9 mmol/l).

¿Cuáles son las causas del bajo nivel de azúcar en la sangre?

El bajo nivel de azúcar en la sangre ocurre cuando el cuerpo no tiene suficiente azúcar para quemar y producir energía y el nivel de azúcar en la sangre desciende demasiado. Las causas frecuentes incluyen lo siguiente:

  • no hacer un refrigerio o una comida
  • hacer ejercicio adicional que queme más azúcar que lo usual
  • tomar demasiada insulina
  • administrarse una inyección en el músculo que cause una rápida absorción de la insulina
  • administrarse la cantidad incorrecta de insulina
  • beber alcohol; y
  • tomar un baño o una ducha o sumergirse en una tina caliente poco tiempo después de haberse dado una inyección de insulina (los vasos sanguíneos de la piel se dilatan con el agua caliente y hacen que la insulina se absorba rápidamente).

¿Cuáles son los síntomas?

Es importante reconocer el bajo nivel de azúcar en la sangre lo antes posible para que no avance y cause una reacción grave. Los síntomas del bajo nivel de azúcar en la sangre van de leves a graves.

Reacción leve

  • tener hambre a un horario inusual o malestar estomacal (náuseas)
  • tener sensación de temblor
  • sudar más de lo usual (frecuentemente un sudor “frío”); y
  • tener un estado de ánimo irritable.

Reacción moderada

  • cara pálida o colorada
  • sensación de debilidad o de ansiedad
  • dolor de cabeza
  • confusión (sentirse o parecer aturdido)
  • somnolencia (los niños en edad preescolar frecuentemente están somnolientos)
  • comportamiento inusual (es posible que su hijo llore, actúe como borracho o enojado); y
  • visión doble (es posible que su hijo vea doble o que las pupilas de los ojos aumenten de tamaño; los ojos pueden tener aspecto vidrioso).

Reacción grave

  • pérdida del estado de conciencia; y
  • convulsiones.

La pérdida del estado de conciencia y las convulsiones pueden tarde en el proceso. Por lo general, ocurren solamente si la reacción no se trata lo suficientemente rápido. El hambre, los temblores, la sudoración y la coloración pálida o colorada se producen a causa de la liberación de una hormona llamada adrenalina (también llamada epinefrina). Los otros síntomas que se detallan anteriormente están más relacionados con la falta de azúcar al cerebro. Usted puede ayudar a su hijo a aprender a reconocer los signos del bajo nivel de azúcar en la sangre. Puede decirle a un niño pequeño, por ejemplo: “¿Recuerdas cuando te sentías tembloroso, viniste y me los contaste? ¡Hiciste bien! Recuerda decirle a un adulto si te sientes así de nuevo”. Puede saber cuando un niño muy pequeño tiene bajo nivel de azúcar en la sangre por el llanto o el comportamiento del niño.

Bajas nocturnas

Es posible que su hijo se despierte con síntomas (los bebés solamente pueden llorar) cuando se produce un bajo nivel de azúcar en la sangre durante la noche. Su hijo probablemente tiene bajo nivel de azúcar en la sangre si se despierta alerta, sudado, con dolor de cabeza, con una frecuencia cardíaca acelerada o con sensación de desorientación. Si su hijo se despierta con algún signo de bajo nivel de azúcar en sangre, haga el análisis de azúcar en la sangre inmediatamente. Además, piense qué fue diferente del día anterior (ejercicio adicional, insulina adicional, menos alimentos, etc.). Esto lo ayudará a aprender cómo prevenir que vuelva a ocurrir algo parecido en el futuro. Anote las reacciones a la insulina en su libro de registro.

¿Cuál es el tratamiento?

Las reacciones a la insulina aparecen rápidamente y su hijo, padre, amigo o maestro deben tratarlas de inmediato. La regla general es administrar azúcar en alguna forma lo más rápidamente posible.

Reacción leve

Si la reacción es leve, realice primero un análisis de azúcar en la sangre.

  • Si el resultado del análisis es inferior a 60 mg/dl (3,3 mmol/l), puede darle a su hijo un vaso de leche o un vaso pequeño de jugo (4 onzas). Espere 15 minutos para que se absorba el líquido y luego vuelva a comprobar el nivel de azúcar en la sangre. Si no está por encima de 60 mg/dl (3,3 mmol/l), repita 15 gramos de carbohidratos y luego repita el proceso. Esto se denomina la “regla de 15/15”. (Tomar 15 gramos de carbohidratos, esperar aproximadamente 15 minutos y volver a controlar el nivel de glucosa en la sangre. Si el nivel de glucosa en la sangre todavía es bajo, tome otros 15 gramos de carbohidratos y vuelva a controlar 15 minutos después).
  • Si el nivel de azúcar en la sangre es superior a 60 mg/dl (3,3 mmol/l), simplemente debe darle a su hijo alimentos sólidos, tales como una fruta o galletas. A veces es posible que su hijo tenga una reacción “falsa” cuando el nivel de azúcar en la sangre disminuye repentinamente, pero no desciende por debajo de 60 mg/dl (3,3 mmol/l).

Su hijo debería descansar como mínimo 10 minutos después de comer y repetir el análisis del nivel de azúcar en la sangre para asegurarse de que sea superior a 70 mg/dl (3,9 mmol/l) antes de volver a la actividad normal.

Reacción moderada

  • Administre Insta-Glucose o cualquier otra fuente de azúcar simple, tal como una gaseosa (que no sea dietética) o jugo. Puede poner la mitad del tubo de Insta-Glucose entre las mejillas y las encías de su hijo y pídale que trague.
  • Haga un análisis del nivel de azúcar en la sangre lo antes posible. Siga la regla de 15/15. Espere para darle alimento sólido hasta que el azúcar haya subido y sea superior a 60 mg/dl (3.3 mmol/l).

Reacción grave (pérdida del estado de conciencia, convulsiones)

  • Administre a su hijo una inyección de glucagón. Siempre debe tener glucagón a mano en caso de emergencia.
  • Realice un análisis del nivel de azúcar en la sangre lo antes posible. Siga la regla de 15/15. Si su hijo no ha mejorado después de 10 minutos, administre a su hijo una segunda dosis. Llame al 911 si su hijo no está respondiendo a glucagón o si su hijo tiene dificultades respiratorias.
  • Antes de administrar la próxima inyección de insulina, llame a su profesional médico que trata la diabetes para consultar si debe cambiar la dosis de insulina.

Gradualmente, su hijo se familiarizará con los tipos de reacciones que ocurren. Usted y su hijo aprenderán cómo tienden a ser las reacciones graves, cuándo tienen más probabilidades de ocurrir y cuál es la mejor forma de tratarlas.

Hipoglucemia retrasada

La hipoglucemia retrasada significa que su hijo tiene un bajo nivel de azúcar en la sangre varias horas después de haber hecho ejercicio. Puede ocurrir de 3 a 4 horas o hasta 12 horas después de haber hecho ejercicio. Esto a veces puede causar una reacción a la insulina en la mitad de la noche.

Para prevenir la hipoglucemia retrasada, debe hacer lo siguiente:

  • Disminuir la dosis de de insulina, especialmente la insulina de acción prolongada, después de hacer ejercicio pesado, incluso si el nivel de azúcar en la sangre es elevado.
  • Comer carbohidratos adicionales a la hora de ir a dormir (incluso con niveles altos de azúcar en la sangre).

¿Cómo puedo ayudar a prevenir el bajo nivel de azúcar en la sangre?

Cada vez más personas con diabetes tipo 1 ahora utilizan monitores continuos de glucosa (CGM). Un CGM es un dispositivo que puede registrar las lecturas de glucosa cada 1 a 10 minutos, de día y de noche, durante hasta 7 días. El sensor CGM se coloca debajo de la piel. Se puede configurar una alarma para un nivel de glucosa baja específica o cuando se prevé que habrá un bajo nivel de glucosa. Esto puede ayudar a prevenir reacciones graves.

Usted puede ayudar a prevenir la hipoglucemia si sigue estas pautas:

  • Mantenga el nivel de azúcar en la sangre dentro del intervalo normal. Controle el nivel de azúcar en la sangre de su hijo regularmente y siempre que este presente cualquiera de los síntomas de la hipoglucemia. Debe saber cuándo controlar el nivel de azúcar en la sangre de su hijo y cuándo pedir ayuda.
  • Debe saber cuáles son las causas del bajo nivel de azúcar en la sangre.
  • Su hijo debe llevar azúcar para comer en caso de que el nivel de azúcar en la sangre baje demasiado. Para las emergencias, es bueno tener sobrecitos de azúcar en los bolsillos de los pantalones, cocidos en los pantalones cortos de gimnasia o guardados en las billeteras para corredores en las zapatillas de su hijo.
  • Pídale a un amigo, un compañero de trabajo, al enfermero de la escuela o a los miembros de la familia que aprendan cómo dar una inyección de glucagón.
  • No deje que su hijo se saltee comidas o que haga comidas parciales.
  • Haga que su hijo coma refrigerios antes de hacer ejercicio físico pesado y en el momento del día en el que ya ha tenido reacciones anteriores.
  • Controle el nivel de azúcar en la sangre de su hijo con más frecuencia cuando este esté haciendo más ejercicio o comiendo menos o cuando haya estado enfermo.
  • Cuando su hijo va a hacer ejercicio durante todo el día tal como practicar senderismo o esquiar, reduzca la dosis de insulina, realice análisis adicionales del nivel de azúcar en la sangre y haga que su hijo coma refrigerios adicionales.
  • Tenga cuidado de administrar las inyecciones de insulina después de bañarse y no antes.
  • Vuelva a controlar el nivel de azúcar en la sangre después de 20 a 30 minutos para asegurarse de que este vuelva a subir después de que se haya producido una baja (especialmente a la hora de ir a dormir o durante la noche).
  • Consulte con su profesional médico si cambiar el tipo de insulina de su hijo puede ser de ayuda. Usar insulina Lantus o Levemir ha ayudado a muchos niños a evitar que tuvieran bajas pronunciadas durante la noche.

¿Cuándo debo llamar a mi profesional médico?

  • Si ocurre una reacción leve ocasional, hable con su profesional médico sobre este tema en las consultas clínicas.
  • Si ocurre más de una reacción a la insulina leve en una semana, llame al profesional médico que trata la diabetes para ajustar la dosis de insulina. Generalmente es posible llamar durante el horario de atención.
  • Si ocurre una reacción graves, llame a su profesional médico antes de administrar la próxima inyección de insulina regularmente programada.

Abstracted from the book, “Understanding Diabetes,” 11th Edition, by H. Peter Chase, MD (available by calling 1-800-695-2873). Published by RelayHealth.
Last modified: 2011-08-12
Last reviewed: 2010-05-11 Este material se revisa periódicamente y está sujeto a cambios en la medida que aparezca nueva información médica. Se proporciona sólo para fines informativos y educativos, y no pretende reemplazar la evaluación, consejo, diagnóstico o tratamiento médico proporcionados por su profesional de atención de la salud. Pediatric Advisor 2011.4 Index
© 2011 RelayHealth and/or its affiliates. All rights reserved.