crsheader Index English version Infección de los senos

(Breast Infection)

¿Qué es una infección de los senos?

La infección en el tejido de los senos se llama mastitis. Esta afección es más frecuente en mujeres que están amamantando. Pueden presentarse tanto síntomas generales de enfermedad como síntomas en los senos, tales como:

  • sensación de dolor parecida a la gripe;
  • fiebre;
  • escalofríos;
  • bulto en los senos;
  • dolor de cabeza;
  • dolor en los senos:
  • enrojecimiento de los senos;
  • dureza en los senos;
  • dolor en el pezón o en la aréola;
  • problemas para que salga leche.

Llame a un profesional médico de inmediato si tiene alguno de estos síntomas de infección de los senos. Cuanto antes comience el tratamiento, antes comenzará a sentirse mejor. El tratamiento inmediato podría prevenir complicaciones, tales como abscesos en los senos (bolsas de pus que necesitan drenaje).

¿Cuál es la causa?

En general, las infecciones de los senos son causadas por bacterias. Las bacterias normalmente se encuentran en los pezones y en la boca de los bebés. Pueden ingresar a los senos a través de grietas de los pezones o los conductos mamarios, y causar infección de los senos. Las lesiones en los pezones podrían ser causadas por presión inadecuada del bebé contra los senos.

Muchos factores pueden hacer que la madre que amamanta sea susceptible de infección de los senos. Uno de los factores principales es el mal vaciamiento de la leche de los senos. Un mal vaciamiento puede ocurrir si se deja pasar mucho tiempo entre amamantamientos. Además, es posible que la leche no salga bien si el conducto está obstruido, o si un sostén ajustado disminuye el flujo de la leche.

Las lesiones en los senos pueden aumentar el riesgo de una infección de los senos. La lesión podría producirse cuando un bebé grande muerde el pezón o patea los senos. Los senos también pueden lesionarse si se usa un extractor de leche que genera vacío excesivo.

El cansancio puede contribuir a una infección de los senos. Por ejemplo, una madre primeriza puede cansarse cuando vuelve a trabajar, no duerme lo suficiente y tiene invitados en su hogar.

¿Cuál es el tratamiento?

  • Tome todos los antibióticos que le recete el profesional médico aunque se sienta mucho mejor después de unos días. En general, la mastitis se trata con un antibiótico que se toma durante 10 a 14 días. Los antibióticos matan las bacterias, incluso las bacterias buenas que se encuentran en el intestino. La pérdida de estas bacterias “buenas” puede causar diarrea, aftas y otras infecciones de hongos del género Candida. Hable con el profesional médico acerca de tomar probióticos de buena calidad para prevenir estos problemas.
  • Descanse y permanezca en la cama tanto como le sea posible durante las primeras 24 horas. Consiga toda la ayuda que pueda, por lo menos para el día siguiente.
  • Tome mucho líquido, especialmente si tiene fiebre.
  • Siga una dieta saludable que incluya diversas frutas y verduras. Una buena alimentación ayuda al sistema inmunológico del cuerpo.
  • Si es necesario, tome medicamentos para aliviar el dolor. Podría necesitar analgésicos (medicamentos para aliviar el dolor) durante los primeros 2 días de la enfermedad. El ibuprofeno es un buen analgésico de venta libre. Solo una muy pequeña cantidad de ibuprofeno se elimina en la leche materna.
  • Dé de mamar a su hijo con más frecuencia, especialmente del lado que está infectado, para mantener un buen vaciado de los senos.

    No necesita destetar a su bebé si tiene infección de los senos. En realidad, debería amamantarlo con más frecuencia. Podría necesitar poner calor húmedo en el seno afectado antes de dar de mamar para ayudar a que empiece a salir la leche. Por ejemplo, ponga un paño tibio sobre el seno, tome una ducha con agua tibia o sumerja el seno en un baño tibio. Puede comenzar a amamantar del lado que no está infectado y luego cambiar al bebé al seno infectado cuando empieza a salir leche.

    Si cuando tiene mastitis está extrayendo leche para un bebé hospitalizado enfermo o prematuro, descarte la leche que se sacó del lado infectado hasta que usted se sienta mejor.

  • Extraiga leche de los senos si es necesario. Si amamantar al bebé le produce mucho dolor o no alivia la hinchazón de los senos, podría necesitar un extractor de leche completamente automático para vaciar los senos con eficacia y sin molestias.

    Quizás necesite un extractor de leche completamente automático en los siguientes casos:

    • El seno infectado no se vacía bien incluso después de haber seguido las sugerencias del tratamiento.
    • Amamantar al bebé con el seno infectado le produce demasiado dolor.
    • Su bebé no quiere mamar del seno infectado.

¿Cuándo debo llamar a un profesional médico?

Llame a SU profesional médico durante el horario de atención en estos dos casos:

  • Sus síntomas no mejoran dentro de las 48 horas después de comenzar a tomar antibióticos.
  • La hinchazón del seno sensible no se alivia después de dar de mamar.

Llame al profesional médico DE SU BEBÉ durante el horario de atención en los siguientes casos:

  • Le parece que la leche está disminuyendo.
  • Su bebé tiene signos de enfermedad, por ejemplo, tiene fiebre, se alimenta poco, tiene demasiado sueño, está irritable, o tiene problemas para respirar o sarpullido. Llame en cualquier momento si está preocupada.
  • Su bebé tiene sarpullido del pañal mientras usted está tomando antibióticos. El sarpullido podría deberse a una infección de hongos del género Candida y podría necesitar tratamiento.

Escrito por la Dra. Marianne Neifert y el personal clínico de The Lactation Program, Rose Medical Center, Denver, CO. 303-377-3016. Published by RelayHealth.
Last modified: 2011-03-25
Last reviewed: 2010-11-22 Este material se revisa periódicamente y está sujeto a cambios en la medida que aparezca nueva información médica. Se proporciona sólo para fines informativos y educativos, y no pretende reemplazar la evaluación, consejo, diagnóstico o tratamiento médico proporcionados por su profesional de atención de la salud. Pediatric Advisor 2011.4 Index
© 2011 RelayHealth and/or its affiliates. All rights reserved.