crsheader Index English version Comerse las uñas

(Nail Biting)

¿El hábito de comerse las uñas es frecuente?

Comerse las uñas es un hábito frecuente. En general, no es un problema grave para los niños. Es más frecuente en los adolescentes porque casi la mitad de ellos se comen las uñas en alguna medida.

¿Qué problemas se originan por comerse las uñas?

La mayoría de los niños que se comen las uñas no tienen problemas. En algunos casos, comerse las uñas podría causar:

  • una infección bacteriana;
  • verrugas alrededor del lecho de la uña;
  • sangrado;
  • daño permanente en la uña.

¿Por qué mi hijo se come las uñas?

Los niños se comen las uñas, entre otras razones, por lo siguiente:

  • estrés o ansiedad;
  • imitación de otros niños;
  • transición de chuparse el pulgar;
  • uñas mal cortadas.

¿Cómo puedo ayudar a que mi hijo abandone este hábito?

El tratamiento debe ocuparse de la razón de este hábito de su hijo. Si su hijo está muy estresado, intente reducir el estrés. Por ejemplo, trate de descubrir en qué situaciones estresantes su hijo se come las uñas (por ejemplo, aburrimiento, un programa televisivo de suspenso o frustración por la tarea de la escuela) e intente evitar esas situaciones.

Mantener las uñas cortas ayuda a algunos niños. También, pueden limarse las uñas para que no molesten a su hijo. Búsquele a su hijo algo que lo distraiga del hábito de comerse las uñas, y trate de ayudarlo a sentirse bien consigo mismo.

No es útil castigar ni avergonzar al niño por comerse las uñas. Al contrario, reconocer el buen comportamiento de su hijo lo ayudará a cambiar. Felicite a su hijo cuando no se coma más las uñas.

Si su hijo tiene más edad y quiere dejar de comerse las uñas, puede ayudarlo a hacer un plan para dejar este hábito. Puede ayudarle a pensar qué ponerse en las uñas para recordarle que debe dejar de comérselas. Por ejemplo, podría ser conveniente que usara guantes, o se pusiera curitas o una preparación con sabor amargo en los dedos. No le exija a su hijo que use estas estrategias. Debe ser su hijo quien decida hacer el esfuerzo de dejar el hábito.

¿Mi hijo podrá dejar atrás este hábito?

La mayoría de los niños que se comen las uñas dejan el hábito con el tiempo. Es difícil decir cuándo los niños dejarán de comerse las uñas. Más del 75 % de los adolescentes que se comen las uñas dejan de hacerlo antes de cumplir 35 años.

¿Cuándo debo llamar al médico?

Llame al médico para pedirle más consejos sobre conductas que se convierten en hábitos.

Escrito por Robert Brayden, MD, Professor of Pediatrics, University of Colorado School of Medicine. Published by RelayHealth.
Last modified: 2011-03-25
Last reviewed: 2010-06-02 Este material se revisa periódicamente y está sujeto a cambios en la medida que aparezca nueva información médica. Se proporciona sólo para fines informativos y educativos, y no pretende reemplazar la evaluación, consejo, diagnóstico o tratamiento médico proporcionados por su profesional de atención de la salud. Pediatric Advisor 2011.4 Index
© 2011 RelayHealth and/or its affiliates. All rights reserved.