crsheader Index English version Asfixia, prevención

(Choking, Prevention)

La asfixia puede poner en peligro la vida. La asfixia con alimentos u otros objetos cada año ocasiona la muerte de igual número de niños que el envenenamiento accidental. Siga estas pautas para ayudar a evitar que su hijo se asfixie.

  • No dé alimentos duros a niños menores de 4 años de edad. Los alimentos duros que pueden dirigirse hacia los pulmones cuando un niño aspira son las nueces y cacahuates, semillas de girasol, semillas de naranja, pepitas de cereza, semillas de sandía, goma de mascar, caramelos, palomitas de maíz, hojuelas de maíz, zanahorias crudas, chícharos crudos, y apio crudo. Los niños menores de 4 años no saben cuáles alimentos deben escupir. También necesitan más muelas para masticar otros alimentos duros adecuadamente.
  • Pique los alimentos blandos peligrosos antes de servirlos. Los alimentos blandos que pueden causar un ahogo fatal bloqueando por completo las vías respiratorias son los perros calientes, salchichas, caramelos blandos, pedazos grandes de cualquier carne, uvas y dulces acaramelados (sobre todo si el niño está apurado).
  • Advierta a las niñeras y a los hermanos mayores que no compartan estos alimentos peligrosos duros y blandos con niños pequeños.
  • Enseñe a su hijo a masticar todos los alimentos muy bien antes de tragarlos.
  • No permita que su hijo se llene la boca de alimento como una ardilla.
  • Limpie inmediatamente después de las fiestas. Un momento especialmente peligroso es la mañana después de las fiestas, cuando un niño pequeño puede encontrar alimentos peligrosos en el piso.
  • Advierta a su niño que nunca mastique ni chupe trozos de globos de hule. Los globos de hule son la principal causa de muertes por asfixia como consecuencia de objetos que no son alimentos. La mayor parte de los incidentes suceden cuando un niño repentinamente inhala un globo desinflado que ha estado masticando. Hasta los adolescentes han muerto por inhalar un globo desinflado. Masticar un globo inflado también es peligroso porque el globo podría explotar. Los globos Mylar llenos de helio son más seguros que los de hule, pero esta bien usar los globos de hule cuando se usan bajo supervisión.
  • No dé a un niño pequeño un juguete que tenga piezas pequeñas, desarmables. Si lo hace, en unos minutos encontrará la pieza que hace falta en la boca del niño (a no ser que ya se la haya tragado).
  • Revise periódicamente el entorno de su hijo por si hay objetos pequeños con los cuales su hijo pueda asfixiarse (cualquier cosa de diámetro inferior a 1.25 de pulgada, o 3.2 cm). Pídales a los niños más grandes que protejan a sus hermanos más pequeños comprobando que no queden monedas o pequeños juguetes o juegos en la alfombra.
  • Deseche cuidadosamente las baterías del tamaño de un botón.
  • Recuérdele a su hijo que no corra o juegue deportes con goma de mascar u otro material en su boca.
  • Preste atención a los niños que comen y juegan al mismo.

Escrito por Barton D. Schmitt, MD, autor de “My Child Is Sick”, American Academy of Pediatrics Books. Published by RelayHealth.
Last modified: 2011-02-04
Last reviewed: 2011-06-06 Este material se revisa periódicamente y está sujeto a cambios en la medida que aparezca nueva información médica. Se proporciona sólo para fines informativos y educativos, y no pretende reemplazar la evaluación, consejo, diagnóstico o tratamiento médico proporcionados por su profesional de atención de la salud. Pediatric Advisor 2011.4 Index
© 2011 RelayHealth and/or its affiliates. All rights reserved.