crsheader Index English version Muerte por sofocación: prevención

(Suffocation Deaths: Prevention)

La mayoría de los casos de bebés que se sofocan ocurren cuando se les coloca boca abajo sobre una superficie blanda en la cual se hunden. Los bebés, desde que nacen hasta que tienen 6 meses de edad, corren el mayor riesgo de sofocarse. Estos pequeños bebés no tienen suficiente fuerza para levantar sus cabezas y voltear sus caras para poder respirar. Muchas de estas muertes ocurren cuando un bebé duerme la siesta en casa de una amiga que no tiene cuna.

Es preciso mencionar otra causa por la que se sofocan los bebés pequeños. Ha habido bebés pequeños sofocados por mamás que sin darse cuenta se quedaron dormidas encima de ellos. Si usted da de mamar a su bebé en su cama, tenga cuidado. Acueste a su bebé en una cuna al lado de su cama.

Existe otra razón para no dejar que su bebé duerma en su cama durante los primeros 6 meses. Los colchones en la mayoría de las camas de adultos son demasiado blandos para los bebés. Las cobijas y almohadas también aumentan el riesgo de sofocación.

Las muertes por sofocación son responsables de algunas muertes de cuna síndrome de muerte infantil repentina, o SIDS. A pesar de amplias investigaciones, sigue siendo desconocida la causa de otras muertes de cuna, o SIDS. Los verdaderos SIDS no pueden pronosticarse ni evitarse. Hay una excepción: el fumar en casa aumenta considerablemente el riesgo del SIDS y deberá evitarse.

Prevención de asfixia (SIDS) en bebés

Para estar seguro, siempre ponga a su pequeño bebé a dormir de espaldas en una cuna con un colchón firme. Haga lo mismo para la siesta. Ésta es la posición para dormir que recomienda la Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics o AAP) para bebés saludables durante los primeros 6 meses de vida. Dormir de costado no es una alternativa aceptable porque es una posición inestable y se corre un riesgo mucho mayor de que ocurra SIDS que si lo pone a dormir de espaldas. Si el bebé duerme sobre el estómago (boca abajo), el riesgo es 5 veces mayor.

Las superficies blandas no son seguras para los bebés aún si los colocan de espaldas. (La razón: Debido a que alguien como otro niño puede voltearlos).

Usted puede evitar estas muertes trágicas por sofocación si nunca coloca bebés pequeños a dormir en las siguientes superficies blandas:

  • camas de agua, camas de plumas o colchones de espuma con memoria
  • alfombras de piel de borrego o protectores de colchón
  • cualquier superficie débil y esponjosa, incluyendo un colchón blando o un edredón
  • colchones cubiertos con bolsas de plástico
  • almohadas suaves, tales como almohadas con bolsa de frijoles o llenas de cuentas.

Evite también juguetes rellenos, tapices, colchas, frazadas, almohadillas para las cunas u otros objetos blandos que se puedan agolpar en la cara del bebé. Abrigue a su hijo lo suficiente como para no tener que usar mantas. Tenga también cuidado con estos objetos si su hijo está en un asiento para carros. No lo use si su bebé tiene menos de 4 meses de edad (recomendación de AAP) o vigílelo de cerca si está en un portabebés.

Prevención de sofocación en niños pequeños que empiezan a caminar

Los bebés mayores y los niños pequeños pueden sofocarse con bolsas de plástico u hojas de plástico. Estos accidentes generalmente ocurren cuando se ponen el plástico por la cabeza o gatean hacia el interior de las bolsas de plástico. Deseche con cuidado cualesquier bolsas de plástico, incluyendo los siguientes productos, o manténgalos lejos de niños menores de 3 años de edad:

  • bolsas de plástico de la tintorería
  • bolsas de plástico de tiendas
  • bolsas de plástico para la basura.

Escrito por Barton D. Schmitt, MD, autor de “My Child Is Sick”, American Academy of Pediatrics Books. Published by RelayHealth.
Last modified: 2011-07-25
Last reviewed: 2011-06-06 Este material se revisa periódicamente y está sujeto a cambios en la medida que aparezca nueva información médica. Se proporciona sólo para fines informativos y educativos, y no pretende reemplazar la evaluación, consejo, diagnóstico o tratamiento médico proporcionados por su profesional de atención de la salud. Pediatric Advisor 2011.4 Index
© 2011 RelayHealth and/or its affiliates. All rights reserved.