crsheader Index English version Illustration Thumbnail image of: Cabeza y garganta: ilustración Cirugía de adenoides y amígdalas: Información de admisión e instrucciones para el alta médica

(Tonsil and Adenoid Surgery: Admission Information and Discharge Instructions)

¿Qué son las adenoides y amígdalas?

Las amígdalas son pedazos de tejido del tamaño de una uva que se encuentran en la parte posterior de la garganta, a cada lado. Las adenoides son pequeñas almohadillas de tejido en la parte posterior de la nariz, por encima de la garganta. Las adenoides no se pueden ver al abrir la boca, ya que están detrás del velo del paladar. Las amígdalas y las adenoides generan anticuerpos para combatir infecciones. Por lo general, se extirpan si se vuelven tan grandes que interfieren con la respiración o la deglución.

¿Cuánto tiempo tarda la recuperación?

Después de la extracción de las amígdalas y adenoides, su hijo puede sentirse sin energía y cansarse fácilmente durante varios días. Es posible que su hijo esté inquieto por la noche y no duerma bien. Estos problemas disminuyen gradualmente en un lapso de 3 a 14 días. Su hijo puede tener problemas de estreñimiento durante varios días debido a los efectos de los medicamentos para el dolor o porque no se sentirá bien para beber demasiado líquido.

¿Cómo puedo cuidar a mi hijo?

  1. Dieta. Lo más importante es que su hijo beba líquidos después de la cirugía. Esto ayuda a que los riñones eliminen desechos y ayudará a disminuir los problemas de estreñimiento; además, ayudará con la recuperación. Haga un esfuerzo para que su hijo consuma una bebida (2 o 3 onzas) (59,20 u 88,75 ml) cada hora durante las horas en que esté despierto durante los primeros 2 días después de la cirugía. Las gaseosas, los néctares de jugo de fruta, la gelatina, el flan, las paletas de hielo o Gatorade son buenas opciones. Por lo general, la mejor opción es administrar comidas pequeñas de alimentos blandos y líquidos fríos. A medida que mejora el apetito de su hijo, aliéntelo a ingerir alimentos sólidos. Pregúntele al profesional médico de su hijo cuáles son las mejores opciones de alimentos. Permita que su hijo coma sus comidas preferidas.

    Su hijo no deberá beber con una pajilla después de la cirugía hasta que la garganta esté completamente curada. Esto puede aumentar el riesgo de sangrado. Es posible que su hijo sienta náuseas, vomite o se sienta cansado y malhumorado después de la cirugía. Esto debería pasar en unas horas. En ocasiones, las náuseas y los vómitos se deben a la codeína en los medicamentos para el dolor.

  2. Medicamentos para el dolor. Después de la extracción de las amígdalas, es normal sentir mucho dolor de garganta o dolor de oído. Es de esperarse el dolor en los oídos entre el tercer y séptimo día, ya que el mismo nervio que va a las amígdalas va también a los oídos. Administre dosis regulares de medicamentos para el dolor (cualquier medicamento con paracetamol, como Tylenol) 4 a 5 veces al día durante una semana. Si su hijo tiene dolor intenso, utilice el medicamento recetado para el dolor según las instrucciones en la etiqueta. NO USE ASPIRINA O IBUPROFENO, ya que estos medicamentos aumentan las posibilidades de sangrado. Consulte a un profesional médico antes de dar un medicamento que contenga aspirina o salicilatos a un niño o adolescente. Esto incluye medicamentos tales como aspirina para bebés, algunos medicamentos para el resfrío y Pepto Bismol. Los niños y los adolescentes que toman aspirina corren riesgo de sufrir una enfermedad grave llamada síndrome de Reye.
  3. Puede colocar compresas frías o paquetes de hielo sobre el cuello de su hijo para ayudarlo a sentirse más cómodo. También puede hacer que su hijo chupe cubitos de hielo o mastique chicle.
  4. Medicamentos para la fiebre. Es normal que los niños presenten fiebre entre 99°F (37,2°C) y 101°F (38,3°C) los primeros días después de la cirugía. La fiebre empeorará si su hijo no toma suficientes líquidos y se deshidrata. Administre paracetamol para la fiebre.
  5. Mal aliento. Esto es normal. Se debe a una costra blanca a amarillenta que se forma sobre el sitio de la cirugía de amígdalas. Puede ayudar a mejorar el aliento de su hijo dándole una mezcla suave de agua y sal para hacer gárgaras. Después de hacer gárgaras, es posible que su hijo escupa mucosidad con sangre. La costra se desprende durante la recuperación, en un plazo de 5 a 10 días, y el mal aliento desaparecerá.
  6. Sangrado. No debería haber sangrado por la nariz o la boca después de que su hijo regrese a casa. Levántese para controlar a su hijo una o dos veces durante la primera noche después de la cirugía. Si hay sangrado, lleve inmediatamente a su hijo a la sala de emergencias. El otorrinolaringólogo (ENT) de guardia revisará a su hijo. Entre el quinto y décimo día después de la cirugía, la costra se desprende del sitio de cirugía y es posible que su hijo escupa mucosidad con sangre. Si el sangrado no se detiene en 20 a 30 minutos, lleve a su hijo a la sala de emergencia.
  7. Actividad. Lo mejor es que su hijo descanse en casa durante las primeras 48 horas después de la cirugía. La actividad puede ir aumentando lentamente a medida que aumenten las fuerzas de su hijo. No hay ninguna regla sobre el momento adecuado para volver a la escuela, pero en general, su hijo puede regresar a la escuela de 7 a 10 días después de la extracción de las amígdalas. Los juegos bruscos y los deportes de contacto no están permitidos hasta 14 días después de la cirugía de amígdalas o adenoides. Comuníquese con la escuela de su hijo para que recupere el trabajo perdido.
  8. Otros medicamentos
    • _______________________________________________________
    • _______________________________________________________
  9. Instrucciones adicionales

    __________________________________________________________

    __________________________________________________________

    __________________________________________________________

  10. Cita de seguimiento después del alta médica

    Se debe controlar a su hijo y se ha arreglado una cita el ______________ a las ________ en punto con _______________________.

¿Cuándo debo llamar al otorrinolaringólogo de mi hijo?

Llame INMEDIATAMENTE si:

  • Hay sangrado de la boca o nariz.
  • La fiebre es superior a 102°F (38,8°C).
  • Detecta signos de deshidratación.
  • Su hijo ha tenido vómitos por más de 12 horas.

Llame durante el horario de atención si:

  • La fiebre dura más de 3 días.
  • Usted tiene otras preguntas o dudas.

Escrito por Gail Mills, RN, y Kenny Chan, MD. Published by RelayHealth.
Last modified: 2011-08-12
Last reviewed: 2011-04-22 Este material se revisa periódicamente y está sujeto a cambios en la medida que aparezca nueva información médica. Se proporciona sólo para fines informativos y educativos, y no pretende reemplazar la evaluación, consejo, diagnóstico o tratamiento médico proporcionados por su profesional de atención de la salud. Pediatric Advisor 2011.4 Index
© 2011 RelayHealth and/or its affiliates. All rights reserved.