crsheader Index English version Asma inducida por el ejercicio en niños

(Exercise-Induced Asthma in Children)

¿Qué es el asma inducida por el ejercicio?

El asma es una enfermedad crónica (de larga duración) de los pulmones, en la cual a menudo se hincha o inflama el recubrimiento de las vías respiratorias de los pulmones. Causa sibilancia, tos, dificultad para respirar y opresión en el pecho. El asma inducida por el ejercicio es una forma de asma que algunos niños tienen durante o después de la actividad física.

¿Cómo ocurre esto?

Cuando un niño tiene asma, los músculos que rodean a las vías respiratorias se tensan, y el recubrimiento de las vías respiratorias se inflama y produce mucosidad espesa. Esto hace que las vías respiratorias se estrechen y sea difícil respirar. Esta dificultad para respirar se llama ataque de asma. El asma inducida por el ejercicio puede ocurrir:

  • durante o después de actividad física intensa;
  • cuando el aire está frío;
  • cuando hay mucha o muy poca humedad;
  • cuando el aire está muy contaminado;
  • cuando hay muchos alérgenos en el aire.

En muchos niños, podrían desencadenarse síntomas por correr o andar en bicicleta en el aire frío. En niños muy pequeños, el llanto y los berrinches también podrían causar ataques de asma.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas del asma inducida por el ejercicio incluyen:

  • sibilancia (un silbido agudo durante la respiración);
  • tos durante el ejercicio;
  • dificultad para respirar;
  • opresión en el pecho;
  • cansancio;
  • resistencia a participar en actividades físicas o juegos intensos.

¿Cómo se diagnostica?

El profesional médico de su hijo le preguntará qué problemas para respirar tiene después de hacer ejercicio. Su hijo tendrá que realizarse un examen físico y posiblemente más pruebas de respiración. Posiblemente se le pida que corra en una cinta o haga ejercicio fuera del consultorio. Después de este ejercicio, el profesional médico examinará la sibilancia y otros síntomas.

El profesional médico quizás le dé un pequeño dispositivo llamado flujómetro (o medidor de flujo espiratorio máximo). Este dispositivo mide la máxima velocidad a la que su hijo puede soplar aire desde los pulmones después de un respiración profunda. Durante un ataque de asma provocado por el ejercicio, las mediciones del flujómetro serán menores que las normales.

¿Cómo se trata?

El asma inducida por el ejercicio puede tratarse eficazmente con medicamentos. Se recetan medicamentos en forma de inhalador de alivio rápido. Ejemplos de estos medicamentos son el albuterol y el pirbuterol. Actúan rápidamente y relajan los músculos de las vías respiratorias. En general, este tipo de medicamento se toma 15 a 30 minutos antes del ejercicio. Puede prevenir síntomas en las personas con asma inducida por el ejercicio.

El uso de esteroides inhalados podría ayudar. Los esteroides inhalados reducen la hinchazón, la inflamación y la mucosidad de las vías respiratorias. Esto ayuda a controlar y prevenir los síntomas del asma. Además, los esteroides inhalados pueden evitar que las vías respiratorias estén demasiado irritables. Los esteroides inhalados ayudan en el control del asma a largo plazo. No abren las vías respiratorias de inmediato. No brindan alivio rápido para la sibilancia en los ataques de asma agudos. Para los ataques de asma agudos, su hijo necesitará medicamentos de alivio rápido.

¿Cómo puedo cuidar a mi hijo?

Si su hijo tiene asma inducida por el ejercicio, dígale a los entrenadores y maestros, quienes supervisan a su hijo, lo que deben hacer para ayudarlo.

Su hijo no necesita evitar todos los ejercicios u otras actividades físicas. Hacer ejercicios de precalentamiento antes de una sesión de ejercicios intensos puede ayudar a evitar un ataque de asma inducido por el ejercicio.

Su hijo podría necesitar algunos días para recuperarse de una enfermedad viral. En ese caso, posiblemente deba evitar la clase de gimnasia o los deportes durante un tiempo corto. Algunos niños tienen más síntomas durante la actividad intensa en el aire frío y seco. Durante el invierno, su hijo quizás deba hacer ejercicio en espacios cerrados o usar una mascarilla cuando haga ejercicio al aire libre. La mascarilla calienta el aire antes de que su hijo lo inhale. También debe estar atento a las condiciones tales como la contaminación del aire o los alérgenos, como el polvo y el polen.

Generalmente, su hijo puede evitar los síntomas si toma medicamentos de alivio rápido 15 a 30 minutos antes del ejercicio. Si su hijo toma medicamentos de alivio rápido antes del ejercicio y los síntomas no mejoran, repita la dosis después de que termine el ejercicio.

Si su hijo regularmente tiene muchos síntomas incluso después de tomar los medicamentos de alivio rápido, consulte al profesional médico.

¿Cuándo debo llamar al profesional médico de mi hijo?

Llame INMEDIATAMENTE si su hijo:

  • tiene sibilancia fuerte;
  • tiene problemas para respirar;
  • tiene sibilancia que no mejora después de la segunda dosis de medicamentos para el asma;
  • tiene un pico de menos del 50 % de la mejor medición personal.

Escrito por Pierre Rouzier, MD, por RelayHealth. Published by RelayHealth.
Last modified: 2011-03-25
Last reviewed: 2010-12-13 Este material se revisa periódicamente y está sujeto a cambios en la medida que aparezca nueva información médica. Se proporciona sólo para fines informativos y educativos, y no pretende reemplazar la evaluación, consejo, diagnóstico o tratamiento médico proporcionados por su profesional de atención de la salud. Pediatric Advisor 2011.4 Index
© 2011 RelayHealth and/or its affiliates. All rights reserved.