crsheader Index English version Related Topics Papiloma virus humano (HPV)

(Human Papillomavirus)

¿Qué es el papiloma virus humano?

Los papiloma virus humanos (HPV, por sus siglas en inglés) son un grupo de más 100 virus. Hay muchos tipos de HPV, incluyendo algunos que infectan el área genital y otros que causan verrugas genitales. Si no se los trata, algunos tipos de HPV pueden convertirse en cáncer si no se trata la infección.

La infección de HPV es una enfermedad común que se transmite sexualmente. Por lo menos el 50% de las personas sexualmente activas tendrán un HPV genital en algún momento de sus vidas.

El HPV puede causar cambios en el cuello del útero de la mujer. En la mayoría de los casos estos cambios son inofensivos, pero a veces pueden causar cáncer del cuello del útero.

¿Cómo ocurre?

Con frecuencia, el HPV se transmite de una persona a otra durante las actividades sexuales. No obstante, algunos tipos de infección con HPV se pueden producir sin relaciones sexuales.

Es más probable que tenga un HPV transmitido sexualmente si:

  • Ha tenido más de 1 compañero sexual.
  • Su compañero sexual ha tenido relaciones sexuales con otros compañeros.
  • Ha tenido relaciones sexuales antes de los 18 años de edad.
  • Ha tenido otras enfermedades transmitidas sexualmente (ETS).
  • Su sistema inmunológico no está funcionando bien debido a tratamientos contra el cáncer (quimioterapia), medicamentos inmunosupresores (para transplantes o enfermedades autoinmunes), o una infección inmunosupresora, como el VIH. (El sistema inmunológico ayuda al cuerpo a combatir las infecciones.)
  • Ha usado esteroides por mucho tiempo.
  • Tiene lupus.
  • Fuma cigarros. El fumar afecta su capacidad para combatir las infecciones.

Los tipos de virus que causan las verrugas genitales con más frecuencia se llaman HPV-6 y HPV-11.

¿Cuáles son los síntomas?

En general no tiene síntomas, pero algunos tipos de HPV pueden causar verrugas genitales. Las verrugas genitales son pequeños crecimientos en el área genital o el recto. Son similares a las verrugas comunes. Tienen el color de la piel, blanco grisáceo o blanco rosáceo. En general aparecen como bultos delgados, flexibles y sólidos que parecen como pequeños pedazos de coliflor. Algunas verrugas, sin embargo, son bastante pequeñas y planas, y no se advierten fácilmente.

Las verrugas genitales pueden aparecer varias semanas, meses o años después de haber tenido contacto con una persona infectada. Las verrugas genitales se encuentran alrededor o dentro de la vagina, el cuello del útero (la parte inferior del útero), el pene, escroto, recto o el área entre la vagina y el recto. Se pueden contagiar a otras partes cercanas del cuerpo. Puede tener verrugas en la boca si tiene contacto sexual oral con una persona infectada.

Otros síntomas de infección genital con HPV son:

  • un olor desagradable, irritación suave, ardor, picazón o dolor en la vulva o la vagina
  • dolor durante el coito
  • aumento de la descarga vaginal
  • sangrado (debido a lesiones en las verrugas al tener relaciones sexuales).

¿Cómo se diagnostica?

Su profesional médico le preguntará sobre sus síntomas y le examinará el área genital, y también el ano y la piel circundante. Su profesional médico le puede aplicar un líquido sobre la piel para poder ver las verrugas más fácilmente. Puede usar un instrumento magnificador, o colposcopio, para observar sus órganos genitales de cerca. Es posible que su profesional médico le haga una biopsia, sacando una muestra de tejido para analizar en el laboratorio.

Con frecuencia el HPV se descubre cuando una mujer se hace un examen pélvico y una prueba de Papanicolau. Si los resultados de una prueba de Papanicolau son anormales, su profesional médico le examinará el área genital, la vagina y el cuello del útero con un instrumento magnificador llamado un colposcopio. Le puede hacer una biopsia durante el examen. El examen y los análisis ayudarán a determinar si la razón por la cual la prueba de Papanicolau es anormal se debe al HPV. Una prueba de Papanicolau anormal no quiere decir necesariamente que tenga HPV. Hay otras cosas que pueden causar resultados anormales.

A veces se puede hacer una prueba de ADN para ver si el tipo de HPV que tiene es el asociado con el cáncer del cuello del útero.

¿Cómo se trata?

Hay varias maneras de tratar el HPV. Su profesional médico le explicará sus opciones de tratamiento. En general el tratamiento se realiza en el consultorio de su profesional médico. Los tratamientos posibles son:

  • medicamentos que se aplican en el lugar de la infección de HPV
  • crioterapia, que es la congelación de las verrugas con nitrógeno líquido
  • tratamiento de láser, que es un rayo de luz de alta intensidad utilizado para destruir la infección
  • electrocauterización, que es una corriente eléctrica utilizada para quemar o extraer la infección con un bucle metálico
  • cirugía para cortar los crecimientos o la infección
  • esperar para ver si las verrugas desaparecen por sí mismas.

Es posible que le den un anestésico local para entumecer el área antes de algunos de estos tratamientos.

Si tiene verrugas genitales y piensa quedar embarazada, hágase un tratamiento para las verrugas antes de quedar embarazada. Si tiene verrugas genitales después de quedar embarazada, es raro que el HPV afecte a su bebé. No obstante, las verrugas tienen tendencia a crecer y es posible que le aparezcan más verrugas durante el embarazo. En general, no se tratarán las verrugas hasta después del parto. No hace falta tener un parto por cesárea para evitar que las verrugas se contagien al bebé. Si su profesional médico cree que las verrugas son tan grandes que podrían dificultar el parto, o que se pueden romper y causar demasiado sangrado, es posible que se tenga que hacer una cesárea. Es raro que el bebé tenga verrugas después del parto.

¿Cuánto duran los efectos?

La eliminación de las verrugas no elimina el virus. Como todavía tiene el virus después del tratamiento, otras verrugas pueden crecer y es posible que necesite más tratamiento.

Los HPV genitales no causan problemas de salud en la mayoría de las personas. No obstante, algunos tipos de infecciones con HPV pueden causar cáncer del cuello del útero, la vagina o la vulva en las mujeres.

Los tipos de virus HPV-6 y HPV-11, que son la causa usual de las verrugas genitales, rara vez causan cáncer y se llaman HPV de bajo riesgo.

Como algunos tipos de HPV pueden causar cambios precancerosos o cancerosos en el cuello del útero, es importante que las mujeres que tienen una infección de HPV se hagan pruebas de Papanicolau regularmente para ver si hay células anormales. El cáncer del cuello del útero se puede prevenir con pruebas de Papanicolau regulares y visitas de seguimiento.

Muchas infecciones de HPV, aun las causadas por los virus llamados de alto riesgo, desparecen solas y no causan cáncer.

¿Cómo puedo cuidarme?

  • Hágase exámenes de seguimiento de acuerdo a las recomendaciones de su profesional médico. Las mujeres se deberían hacer un examen pélvico y pruebas de Papanicolau con la frecuencia recomendada por su profesional médico.
  • Si una prueba de Papanicolau da resultados anormales, siga las recomendaciones de su profesional médico para hacerse los análisis y obtener tratamiento.
  • Si tiene una descarga inusual o irritación vaginal, o si nota crecimientos en el área genital, vea a su profesional médico.
  • Si tiene verrugas genitales y quiere quedar embarazada, hágase ver las verrugas por su profesional médico.

¿Cómo puedo ayudar a prevenir el HPV o sus complicaciones?

Como el HPV es el factor de riesgo más importante del cáncer del cuello del útero, debería hacer todo lo posible para prevenir una infección de HPV y obtener tratamiento si cree que tiene una infección.

La mejor manera de prevenir el contagio del HPV es no tener relaciones sexuales.

Hay una vacuna para prevenir los tipos de infección de HPV que causan un riesgo alto de verrugas genitales y cáncer del cuello del útero. Si ya tiene HPV, la vacuna no curará la infección, pero evitará que se infecte con varios otros tipos de HPV.

La vacuna contra el HPV se ha aprobado para niñas y mujeres de 9 a 26 años de edad. Se recomienda para todas las niñas entre 11 y 12 años como parte de su cronograma de inmunizaciones regular. Se da en tres dosis. La vacuna puede proteger contra el HPV durante 5 años. Los investigadores están realizando estudios para ver si necesita un refuerzo después de los 5 años.

En general no se da la vacuna contra el HPV a las mujeres embarazadas.

Éstas son algunas de las cosas que puede hacer para ayudar a prevenir el HPV o sus complicaciones:

  • Si es mujer: Hágase un examen y una prueba de Papanicolau todos los años.
  • No tenga relaciones sexuales hasta haberse casado o tener más de 18 años de edad.
  • Use condones de látex o poliuretano durante las relaciones sexuales. Aunque las verrugas hayan desaparecido, puede infectar a su compañero, porque el virus sigue estando dentro del cuerpo. Los condones pueden reducir el riesgo de contagiarse las verrugas genitales de otra persona, pero el HPV se puede contagiar por áreas que no están cubiertas por el condón.
  • Tenga un solo compañero sexual que no sea sexualmente activo con ninguna otra persona.
  • Evite el contacto sexual hasta haberse tratado el HPV o las verrugas genitales por completo y se hayan curado.
  • No fume. Los estudios han demostrado que el fumar aumenta el riesgo y los problemas relacionados con la infección de HPV.

Escrito por el Dr. Anthony Angello. Published by RelayHealth.
Last modified: 2011-01-27
Last reviewed: 2010-11-23 Este material se revisa periódicamente y está sujeto a cambios en la medida que aparezca nueva información médica. Se proporciona sólo para fines informativos y educativos, y no pretende reemplazar la evaluación, consejo, diagnóstico o tratamiento médico proporcionados por su profesional de atención de la salud. Pediatric Advisor 2011.4 Index
© 2011 RelayHealth and/or its affiliates. All rights reserved.