crsheader Index English version Diabetes: cómo extraer y administrar la insulina

(Diabetes: Drawing Up and Giving Insulin)

Aprender a extraer y administrar la insulina lleva práctica. Con frecuencia las familias empiezan a practicar administrando inyecciones de “aire” a una muñeca. Luego, extraen una solución salina estéril y se inyectan entre sí. Esto ayuda a los miembros de la familia a darse cuenta de que la inyección no es muy dolorosa. Los niños de menos de 10 años generalmente no extraen la insulina solos ya que no tienen las capacidades de la motricidad fina ni la preocupación por la precisión. Su hijo necesitará su ayuda.

¿Qué tipo de jeringa debería utilizar?

Existen en la actualidad varias marcas de jeringas descartables para insulina con agujas de diverso espesor. El espesor de las agujas se mide en calibres. Un número más grande significa que tiene una aguja más delgada (por ejemplo, una aguja de calibre 30 es una aguja delgada). Las agujas también vienen de diferentes longitudes. La longitud estándar es de 1/2 pulgada. Las jeringas para insulina tienen agujas delgadas, cortas y afiladas para que sean fáciles de insertar.

La cantidad de insulina que puede contener una jeringa varía. La insulina se mide en unidades. Ejemplo de jeringas comunes:

  • 3/10 cc (contiene 30 unidades)
  • 1/2 cc (contiene 50 unidades)
  • 1 cc (contiene 100 unidades)

Las jeringas tienen marcas al lado que miden las unidades. Una jeringa de 3/10 cc tiene una distancia más grande entre las líneas de las unidades y es más fácil de utilizar si necesita medir pequeñas cantidades. Además, hay jeringas que tienen marcas de media unidad. Si no quiere tirar la jeringa después de cada uso, puede volver a utilizarla. Sin embargo, la jeringa puede perder el filo al atravesar una y otra vez el tapón de goma de el frasco de insulina. Una aguja desafilada puede causar más daño a la piel y a los tejidos de su hijo. También puede haber infección cuando se reutilizan las jeringas.

¿Cómo aspiro la insulina a la jeringa?

Su profesional médico le mostrará cómo aspirar la insulina con la jeringa.

Estos son los pasos:

  1. Busque los materiales (jeringa, insulina, alcohol) y lávese las manos.
  2. Jale y empuje el émbolo de la jeringa descartable antes de extraer la insulina. Esto ayudará a ablandar la goma del extremo del émbolo y hará que se mueva más fácilmente.
  3. Limpie el tapón de todos los frascos de insulina que va a utilizar y deje secar al aire.
  4. Agregue aire a los frascos (a menos que ventile los frascos una vez por semana). Utilice la jeringa para meter al frasco de insulina la misma cantidad de aire que la insulina que planea utilizar (por ejemplo, si va a utilizar 20 unidades de insulina, entonces inyecte 20 unidades de aire en el frasco). Si está tomando más de un tipo de insulina, primero agregue aire al frasco de acción intermedia y luego al frasco de insulina de acción rápida. Después de agregar aire al frasco de insulina de acción rápida, deje la aguja en el frasco.
  5. Invierta el frasco de insulina de acción rápida (con la aguja colocada). Para sacar las burbujas de aire, extraiga aproximadamente 5 unidades de insulina y regréselas al frasco, junto con la burbuja. Esto puede repetirse varias veces según sea necesario hasta que desaparezcan todas las burbujas de aire. No se recomienda “dar un golpecito” al cilindro de la jeringa con el dedo ya que puede hacer que la aguja se doble.
  6. Después de que las burbujas de aire desaparecen, ajuste el borde superior del émbolo de goma para que esté alineado con la cantidad exacta de unidades necesarias.
  7. Saque la jeringa del frasco y sosténgala en la mano.

    Siga con los pasos 8 y 9 si necesita agregar insulina de acción intermedia a la misma jeringa. Si desea tener ambas manos libres, puede dejar la jeringa clavada en el frasco de insulina de rápida acción hasta que haya mezclado la insulina de acción intermedia.

  8. Para mezclar la insulina de acción intermedia agite el frasco hacia adelante y hacia atrás o hágalo girar entre las palmas de las manos 20 veces. Evite tocar el tapón de goma que limpió con alcohol.
  9. Invierta el frasco y luego inserte la jeringa en el frasco. (Invertir el frasco evita que entre aire en la jeringa). Extraiga lentamente la cantidad de unidades de insulina de acción intermedia necesarias. La cantidad total de unidades en la jeringa será la suma de las unidades de rápida acción más las unidades de acción intermedia.

¿Cómo ventilo el frasco de insulina?

Un problema con los frascos de insulina es que se puede producir vacío, que regresará la insulina de la jeringa al frasco. Para evitar este problema, puede hacer una de dos cosas:

  • Inyectar aire en el frasco de insulina antes de cada dosis (tal como se describe anteriormente).
  • Ventilar los frascos una vez por semana.

Cómo ventilar los frascos

Para ventilar los frascos:

  1. Saque el émbolo del cilindro de la jeringa.
  2. Con el frasco de insulina apoyado en posición vertical sobre la mesa, coloque la aguja en el tapón de goma y deje que el aire se uniforme en el frasco de insulina. Esto rápidamente sacará el vacío que pueda quedar dentro de el frasco.

    Elija un día fijo de la semana para ventilar los frascos.

¿Cuándo debo administrar la insulina?

Las insulinas de rápida acción (Humalog, NovoLog, Apidra) tiene su efecto pico en 90 a 100 minutos. El azúcar en la sangre de los alimentos tiene el efecto pico en 60 minutos. Es mejor inyectar la insulina 15 a 30 minutos antes de comer, si el nivel de azúcar en la sangre es superior a 80 mg/dl (4,4 mmol/l). Si el azúcar en la sangre es inferior a ese nivel, la dosis de insulina puede administrarse justo antes o inmediatamente después de comer.

¿Dónde debo inyectar la insulina?

La insulina se inyecta en la capa de grasa debajo de la piel. Los mejores lugares para inyectar la insulina son el abdomen, los brazos, los muslos y las nalgas. Debe rotar el lugar donde coloca las inyecciones. Si a su hijo no le gusta que le pongan inyecciones en alguna de estas áreas, entonces deberá rotar las inyecciones entre las otras áreas y omitir la que a su hijo le molesta. Las inyecciones no solo deben rotarse de un lugar a otro sino dentro de lugar en sí. Por ejemplo, puede haber 6 lugares diferentes en el muslo en los que puede poner la inyección. De esta forma, puede ponerle a su hijo una inyección en más de 50 puntos diferentes, antes de volver a ponérsela en el mismo lugar. Para ver un ejemplo, consulte la tabla de rotación de inyecciones.

Consejos

  • La insulina NO debe inyectarse inmediatamente antes de bañarse, darse una ducha o sumergirse en una tina con agua caliente. El agua caliente atraerá más sangre hacia la piel y hará que la insulina se absorba más rápido. Esto puede causar una reacción que reduce el nivel de azúcar en la sangre.
  • No ponga una inyección en un área que esté hinchada.
  • La insulina se absorbe más rápidamente desde el abdomen que desde el brazo y desde el brazo que desde el muslo o las nalgas. Para la mayoría de las personas, esta diferencia no es evidente. Si observa una diferencia, es posible que quiera usar un lugar para las inyecciones de la mañana y otro lugar para las inyecciones de la noche. Por ejemplo, puede usar el abdomen o los brazos para inyectarse en la mañana y Usar los muslos o las nalgas para inyectarse en la noche. Rotar los lugares de las inyecciones ayuda a prevenir el hinchazón. La insulina Lantus o Levemir debe inyectarse en la grasa para que hagan efecto. Por lo general, Las nalgas son el mejor lugar para inyectar cualquiera de estas insulinas.
  • La insulina se absorbe más rápidamente si se administra en un área que luego se ejercitará. Administrar insulina en un brazo o una pierna que luego usará para hacer ejercicio puede causar la reducción del nivel de azúcar en la sangre durante el ejercicio. Por ejemplo, si su hijo va a jugar al tenis, no le administre la inyección en el brazo con el que usa la raqueta.
  • Coloque cinta de color alrededor del frasco de insulina Lantus o Levemir. Esto puede ayudarlo a distinguir estas insulinas de las insulinas Humalog, NovoLog o Apidra.

¿Cómo debo inyectar la insulina?

Es importante aprender la técnica correcta. Si administra la inyección demasiado cerca de la parte externa de la piel, se puede producir un bulto, un punto rojo o dolor. Administrar una inyección demasiado profunda en el músculo, puede causar más dolor y la insulina podría absorberse demasiado rápido. Debe evitar inyectar insulina en una vena o arteria grande. Esto es poco probable que suceda cuando administra las inyecciones en las áreas recomendadas. Si inyecta insulina en una vena o arteria grande, la insulina durará solamente unos minutos en lugar de horas. No se preocupe si accidentalmente inyecta una burbuja de aire al niño (incluso si es en una arteria o una vena). Esto no dañará a su hijo.

Para inyectar la insulina, haga lo siguiente:

  1. Limpie el área con agua y jabón. El alcohol se seca y endurece la piel, por lo tanto no debe utilizarlo a diario para limpiar el área. Las toallitas con alcohol son excelentes para cuando está acampando o cuando no tiene agua cerca.
  2. Estimule la piel con un pellizco suave.
  3. Acerque la aguja a la piel y suavemente atraviese la piel. Coloque la aguja en un ángulo de 45° si esta es de 1/2 o 5/8 pulgadas de largo o en un ángulo de 90° si se trata de una aguja de 5/16 pulgadas (corta).
  4. Empuje el émbolo e introduzca la insulina LENTAMENTE y de manera constante.
  5. Después de que haya pasado toda la insulina, espere de 5 a 10 segundos antes de sacar la aguja. Esto ayudará a prevenir la pérdida de insulina del lugar de la inyección. La pérdida de insulina es una razón común de las variaciones de los niveles de azúcar en la sangre.
  6. Ponga un dedo o un algodón seco sobre el lugar de la inyección cuando saque la aguja. Frote el área suavemente durante unos minutos. Esto ayuda a cerrar el surco que dejó la aguja.

¿Cómo almaceno la insulina?

Lo ideal sería almacenar la insulina en el refrigerador y luego calentarla a temperatura ambiente antes de utilizarla. Una forma de calentarla es sostener la jeringa llena entre las manos durante uno o dos minutos. Si calienta la insulina a temperatura ambiente, es menos probable que arda o que cause puntos rojos en la piel.

Algunas personas almacenan los frascos que están utilizando a temperatura ambiente (excepto durante los meses muy calurosos de verano). La investigación ha demostrado que la insulina almacenada a temperatura ambiente pierde un pequeño porcentaje de su potencia cada mes. Para la mayoría de las personas, este cambio no hará una diferencia. Controle cuidadosamente los niveles de azúcar en la sangre de su hijo cuando el frasco de insulina esté casi vacío. Si los niveles de azúcar en la sangre comienzan a estar inusualmente elevados o bajos, se debe tirar el último resto de insulina.

La insulina se echará a perder si está a más de 90°F (32,2°C) o si se congela. Los frascos de insulina (o lapiceros) no deben dejarse en el auto durante el caluroso verano o el frío invierno.

Tire la insulina si ocurre lo siguiente:

  • se adhieren agregados al lado del frasco (insulina de acción intermedia
  • la insulina transparente de rápida acción se vuelve turbia
  • está vencida
  • el frasco se ha almacenado a temperatura ambiente y ha estado abierto durante más de 30 días; y
  • el frasco se ha almacenado en el refrigerador y ha estado abierto durante 3 meses o más.

Almacenamiento de la jeringa

Se recomienda usar las jeringas de plástico una sola vez. Si necesita volver a utilizar la jeringa, después de administrar la inyección, jale y empuje el émbolo para deshacerse de la insulina que quedaba en la aguja. Limpie la aguja con un hisopo con alcohol. Coloque la tapa en la aguja y guarde la jeringa y la aguja en el refrigerador hasta el próximo uso.

Abstracted from the book, “Understanding Diabetes,” 11th Edition, by H. Peter Chase, MD (available by calling 1-800-695-2873). Published by RelayHealth.
Last modified: 2011-07-28
Last reviewed: 2011-06-28 Este material se revisa periódicamente y está sujeto a cambios en la medida que aparezca nueva información médica. Se proporciona sólo para fines informativos y educativos, y no pretende reemplazar la evaluación, consejo, diagnóstico o tratamiento médico proporcionados por su profesional de atención de la salud. Pediatric Advisor 2011.4 Index
© 2011 RelayHealth and/or its affiliates. All rights reserved.