crsheader Index English version Related Topics Discapacidades del aprendizaje

(Learning Disabilities)

¿Qué son las discapacidades del aprendizaje?

Una discapacidad del aprendizaje es un trastorno que afecta la forma en la que el cerebro recibe, procesa, almacena y responde a la información. Existen muchos tipos de discapacidades del aprendizaje. Es posible que su hijo tenga problemas de audición, habla, escritura, razonamiento o para resolver problemas matemáticos.

¿Cuáles son las causas de una discapacidad del aprendizaje?

Las causas de la mayoría de las discapacidades del aprendizaje se desconocen. Tienden a ser hereditarias. Las discapacidades del aprendizaje pueden producirse porque en el cerebro cambian ciertas sustancias químicas o se dañan ciertas partes.

Es más probable que su hijo tenga una discapacidad del aprendizaje si usted consume drogas o alcohol durante el embarazo. Un problema como una infección durante el embarazo también puede aumentar el riesgo. Las discapacidades del aprendizaje también son comunes en niños en las siguientes situaciones:

  • Nacieron prematuros, o al nacer tuvieron poco peso o algún traumatismo.
  • Tuvieron ciertas afecciones después del nacimiento (tales como desequilibrios metabólicos o infecciones).
  • Tienen una enfermedad crónica, como asma o diabetes.
  • Tienen una lesión en la cabeza.
  • No tienen una dieta saludable.

Es posible que un niño que tiene una discapacidad del aprendizaje también tenga problemas de audición o problemas emocionales. Sin embargo, estas afecciones no son la causa de las discapacidades del aprendizaje. Tampoco son causas las diferencias culturales o una crianza inadecuada.

¿Cuáles son los signos de una discapacidad del aprendizaje?

Existen muchos tipos de discapacidades del aprendizaje y los signos pueden ser muy diferentes. Si un niño tiene una inteligencia igual o superior al promedio y su desempeño escolar es muy insatisfactorio, podría tener una discapacidad del aprendizaje. Su hijo podría tener problemas leves o graves. También podría presentar más de una discapacidad del aprendizaje. Todos los niños con discapacidades del aprendizaje tienden a tener problemas en la escuela, aunque su inteligencia sea igual o superior a lo normal. Un niño con una discapacidad del aprendizaje podría tener problemas en una o muchas de las siguientes áreas.

Atención: Su hijo podría tener problemas para prestar atención, ser impulsivo o cansarse con facilidad cuando intenta concentrarse.

Lenguaje: Su hijo podría tener problemas para seguir instrucciones y necesitar que le repitan las cosas. Podría utilizar las palabras incorrectas o mezclar las palabras. Podría tener dificultad para contar una historia porque se le mezclan los eventos.

Orientación temporo-espacial: Su hijo podría tener problemas para comprender el tiempo (como la diferencia entre mañana y la semana próxima). Podría tener problemas con las indicaciones y perderse con frecuencia.

Procesamiento visual: Su hijo podría ver letras o palabras al revés (por ejemplo, puede confundir la “b” con la “d”, o leer “osa” como “aso”). Podría escribir muy lentamente o tener letra poco clara.

Procesamiento auditivo: Su hijo podría tener problemas para concentrarse en sonidos importantes en lugar del ruido de fondo. Podría parecer distraído y tener problemas para seguir instrucciones orales.

Memoria: A su hijo le cuesta recordar información básica, como una dirección y un número de teléfono. Podría costarle recordar las tablas de multiplicar o los días de la semana. La memoria a corto plazo podría presentar problemas. Es posible que su hijo se olvide de las instrucciones de clase, o que pierda el hilo al contar una historia o en una conversación.

Control motriz: Su hijo podría tener problemas con el control de la motricidad fina. Podría costarle abrochar botones y cierres, o sostener un lápiz. Si su hijo parece ser descoordinado o torpe, quizás tenga problemas con el control de la motricidad fina.

¿Cómo me doy cuenta si mi hijo tiene una discapacidad del aprendizaje?

Primero, debe llevar a su hijo para que le realicen una evaluación. Pídale a la escuela que evalúe a su hijo. Allí podrán hacerlo incluso si su hijo es demasiado pequeño para ir a la escuela. También puede llevar a su hijo a un evaluador privado, pero la evaluación de la escuela podría igualmente ser necesaria a fin de habilitar a su hijo para recibir ayuda adicional en la escuela. Un equipo de personas evaluarán a su hijo para averiguar exactamente cuáles son los problemas y cómo ayudarlo. La evaluación incluye pruebas y opiniones de los maestros y especialmente de los padres.

El equipo de personas que puede evaluar a su hijo incluyen un psicólogo, un psiquiatra infantil, un maestro de educación especial, un terapeuta del habla y el lenguaje, un terapeuta ocupacional, un fisioterapeuta, un trabajador social y otros profesionales médicos.

A veces, le darán un único diagnóstico específico. Otras veces, puede ser una combinación de diversas discapacidades del aprendizaje. Algunos de los trastornos comunes son:

  • Trastorno de la lectura (dislexia). Problemas para leer.
  • Trastorno de la expresión escrita (disgrafia). Problemas con la letra y para organizar la redacción.
  • Trastorno de las matemáticas (discalculia). Problemas con los números y las habilidades matemáticas.
  • Trastorno del aprendizaje no verbal. Problemas con la comprensión de los gestos y las expresiones faciales, entre otros.
  • Trastorno de integración sensorial. Problemas con la motricidad fina o gruesa, y posible hipersensibilidad al tacto, la luz, los sonidos o los olores.
  • Trastorno del procesamiento auditivo. Problemas para recordar lo que se dijo.
  • Trastorno de percepción visual. Problemas para copiar palabras, posiblemente con inversión de las letras.
  • Trastorno del lenguaje. Problemas para comprender la lengua hablada y, posiblemente, problemas para leer o escribir.
  • Trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH). Problemas para permanecer concentrado y prestar atención. También podría ser hiperactivo.

¿Cómo puede mi hijo recibir ayuda adicional en la escuela?

Los resultados de la prueba determinarán si su hijo puede recibir los servicios de educación especial que se prestan en la escuela. Algunos servicios se prestan únicamente si su hijo tiene un determinado diagnóstico. Pregunte a la escuela para qué trastornos prestan servicios especiales. Una vez que comprenda el problema, podrá ayudar a la escuela a elaborar un plan de educación individualizada (PEI). Los padres deben ayudar a redactar el PEI y estar de acuerdo con él. El PEI debe describir:

  • el desempeño actual de su hijo;
  • los servicios de educación especial específicos y quién los prestará;
  • los objetivos a corto plazo y las metas anuales;
  • las formas de evaluar y medir el progreso de su hijo hacia estas metas cada año.

Para obtener la mejor ayuda para su hijo, debe trabajar en estrecha colaboración con los otros miembros del equipo. Si usted no está de acuerdo con los resultados de la prueba, los servicios o las terapias, exprese sus inquietudes en la reunión del PEI. Al firmar el PEI, usted indica que está de acuerdo con los servicios, las metas y los demás temas detallados en él.

Si la escuela no puede ofrecer servicios especiales, puede buscar ayuda de tutores privados, centros de aprendizaje, psicólogos y otros recursos para que lo ayuden en el problema específico de su hijo. Consulte al Departamento de Discapacidades de su estado si hay programas estatales que puedan ayudarlo. Aunque su hijo no se encuentre en un PEI o en clases de educación especial, el maestro de su hijo igualmente puede modificar las tareas y ayudarlo. Asegúrese de hablar con el maestro de su hijo.

¿Qué puedo hacer para ayudar?

Según la discapacidad, existen muchas formas específicas de ayudar a su hijo en el hogar. Es muy importante hacer lo siguiente:

  • Desarrollar la autoestima de su hijo. Los niños que no se desempeñan bien en la escuela no se sienten bien con ellos mismos. Si sienten que no pueden hacer frente a las demandas de las personas que los rodean, podrían retraerse de sus amigos y actividades sociales. Es importante que estos niños comprendan que son inteligentes y que solamente tienen una forma diferente de aprender. Por esta razón las discapacidades del aprendizaje también se llaman diferencias del aprendizaje. Muchas personas inteligentes y creativas han tenido discapacidades del aprendizaje, como Walt Disney, Albert Einstein y Alexander Graham Bell.

    Su hijo necesita que usted acepte esta afección. Bríndele apoyo y amor incondicionales. Puede desarrollar la autoestima de su hijo si le recuerda cuáles son sus capacidades. Hágalo regularmente. Su hijo quizás necesite orientación psicológica para ayudarlo a cambiar la visión y las expectativas que tiene de sí mismo.

  • Ayude a su hijo a comprender su problema. Hable del problema. Ayude a su hijo para que, en lugar de pensar que él es el problema, se concentre en habilidades de afrontamiento. A veces, puede ser útil hablar con otros niños que también tienen una discapacidad del aprendizaje. Los niños pueden sentirse bien si se dan cuenta de que no están solos.
  • Proporcione un lugar y un tiempo organizados para estudiar. Además, una dieta equilibrada, suficiente descanso, actividades de juego y salidas familiares fortalecerán el cuerpo y la mente de su hijo.
  • Comuníquese con la escuela. Manténgase en contacto estrecho con los maestros, los terapeutas y otros cuidadores de su hijo. Comuníquele al maestro de su hijo que usted quiere tener un rol activo en su educación. Pregunte cómo puede reforzar y ampliar lo que se ha enseñado en clase, tanto en la conducta como en lo académico.
  • Busque orientación psicológica profesional para usted y su hijo. A la mayoría de los padres les resulta útil recibir consejos para resolver conductas y sentimientos difíciles.
  • Únase a asociaciones y grupos de apoyo de discapacidades del aprendizaje. Estos grupos ayudan a mantenerse actualizado con la última información. También lo pondrán en contacto con padres que tienen hijos con problemas similares.
  • Tenga cuidado con los tratamientos no tradicionales. Asegúrese de consultar a un profesional médico antes de usar suplementos, cambiar a una dieta especial o usar otros tipos de tratamientos alternativos.
  • Dele a su hijo medicamentos, si es necesario. A veces se indican medicamentos, especialmente si su hijo tiene problemas de atención. Los padres y maestros pueden comentar al profesional médico cómo están actuando los medicamentos aparentemente.

Desarrollado por RelayHealth. Published by RelayHealth.
Last modified: 2011-03-25
Last reviewed: 2010-12-02 Este material se revisa periódicamente y está sujeto a cambios en la medida que aparezca nueva información médica. Se proporciona sólo para fines informativos y educativos, y no pretende reemplazar la evaluación, consejo, diagnóstico o tratamiento médico proporcionados por su profesional de atención de la salud. Pediatric Advisor 2011.4 Index
© 2011 RelayHealth and/or its affiliates. All rights reserved.