crsheader Index English version Medicamentos: Cómo ayudar a los niños a tragarlos

(Medicines: Helping Children Swallow Them)

Cómo evitar el rechazo a los medicamentos

  1. Cómo preparar a su hijo para que tome medicamentos
    • Cuando su hijo está enfermo, es posible que deba tomar algún medicamento. Para medicamentos líquidos, es más fácil usar una jeringa plástica o un cuentagotas que una cuchara (con bebés o niños combativos). Si solo tiene una cuchara, mantenga una toalla cerca en caso de derrames.
    • Prepare a su hijo de una manera práctica con la expectativa de que tomará el medicamento sin resistencia. Algunos niños responden mejor a un enfoque entusiasta al estilo “Mary Poppins”.
    • Siente a su hijo y vierta el medicamento en la parte posterior de la lengua. No eche un chorro en la cavidad dentro de la mejilla. Sin embargo, si su hijo no está cooperando debe colocar el líquido más allá de los dientes o de la línea de la encía. Además, no eche un chorro con fuerza en la parte posterior de la garganta, debido al peligro de que vaya a la tráquea y cause asfixia. Si coloca el medicamento en gotas lentamente, puede evitar el jadeo por ahogamiento o la asfixia.
  2. Medicamentos con mal sabor: cómo disfrazar el gusto

    Los medicamentos amargos con frecuencia provocan rechazo a menos que tome algunos de los siguientes pasos preventivos:

    • Haga que su hijo chupe una paleta antes para adormecer parcialmente la boca.
    • Administre el medicamento frío para reducir el gusto.
    • Mézclelo con un sabor fuerte (como Kool-Aid, jarabe de chocolate o tartitas de trigo) para ocultar el mal gusto.
    • Diluya el medicamento si es posible (por ejemplo, una dosis mezclada en 2 vasos de jugo de manzana frío), si está seguro de que su hijo lo beberá todo.
    • Mezcle comprimidos picados con una de las comidas preferidas de su hijo que no requiera masticar. Considere coberturas de helado (especialmente de chocolate), miel, jarabe de arce, puré de manzana, helado, helado de agua o yogur. Antes de agregar el medicamento, pídale a su hijo que practique tragar la comida sola sin masticarla (porque cuando la mastique sentirá el mal gusto del medicamento).
    • Tenga un vaso de la bebida fría preferida de su hijo listo para enjuagar la boca después, algo así como una bebida para bajar el gusto del medicamento.
    • Elogie y abrace a su hijo por cooperar.
    • Si su hijo es más grande, puede pedirle sugerencias.
    • Algunos niños responden bien si tienen el control completo de la cuchara.

Cómo superar el rechazo a los medicamentos líquidos

Algunos niños entre 1 y 4 años se rehúsan enérgicamente a tomar medicamentos incluso si ha intentando ocultar el sabor. Deje de darle el medicamento a su hijo si esto no es esencial para la recuperación (tales como medicamentos de venta libre para la tos, el resfrío y la fiebre). Si no está seguro de la importancia del medicamento, pídale consejos a su profesional médico. Si el medicamento es esencial (como la mayoría de los antibióticos), use las siguientes recomendaciones:

  • Sea honesto y comprensivo (“Lo siento porque tiene mal sabor. Podemos mezclarlo con lo que quieras”).
  • Sea firme y dele una razón (“Tienes que tomarla o no te pondrás bien”).
  • Dele a su hijo un tiempo para pensarlo en la esquina. Cada 5 minutos, pregúntele: “¿estás listo?”. Si pasan 15 minutos, tome medidas.
  • Inmovilice a su hijo. Generalmente se necesitan dos personas. Pídale a alguien que coloque a su hijo sobre el regazo, sosteniendo los brazos con una mano y la cabeza con la otra. Puede usar una mano para sostener el medicamento y la otra para abrir la boca de su hijo. Si está solo, primero envuelva a su hijo con una sábana. Pídale a una enfermera en el consultorio que le muestre cómo se hace.
  • Asegúrese de que su hijo no esté en posición horizontal para evitar asfixias.
  • Abra la boca de su hijo empujando hacia abajo el mentón o poniendo un dedo dentro de la mejilla y empujando hacia abajo en la parte inferior de la mandíbula.
  • Inserte la jeringa entre los dientes y eche el medicamento en gotas sobre la parte posterior de la lengua.
  • Manténgale la boca cerrada hasta que su hijo trague. La gravedad puede ayudarlo si su hijo está erguido. Sin embargo, no podrá tragar si la cabeza está doblada para atrás.
  • Después de esto, discúlpese y discuta la alternativa: “Disculpa por sostenerte. Si colaboras la próxima vez, no tendré que hacerlo”.
  • Abrace a su hijo.
  • Forzar a su hijo de esta forma para tomar un medicamento importante le enseñará que usted habla en serio y finalmente su hijo cooperará.
  • No ataque su autoestima (por ejemplo, diciendo: “estás actuando como un bebé”).
  • No lo castigue pegándole o gritándole.
  • Si su hijo vomita o escupe el medicamento, calcule la cantidad perdida y repita el procedimiento.

Cómo superar las dificultades con comprimidos o cápsulas

Algunos niños tienen problemas para tragar comprimidos o cápsulas.

  • El método más fácil es convertir el medicamento a una forma líquida. Vacíe las cápsulas o pique los comprimidos. Puede hacer esto con cualquier comprimido excepto los comprimidos de liberación lenta o con recubrimiento entérico. (Consulte con su profesional médico si no está seguro de cómo proceder).
  • Las cápsulas de liberación lenta pueden vaciarse si su hijo traga todo el contenido sin masticarlo. Debido a que las cápsulas generalmente contienen medicamentos con sabor amargo, necesita mezclarlas con un alimento dulce.
  • Por lo general, los comprimidos se hacen como una alternativa conveniente a la forma líquida, y es posible que no tengan mal gusto. Puede picar los comprimidos entre dos cucharas. Es más fácil picar el comprimido si primero lo humedece con unas gotas de agua y lo deja ablandar durante 15 minutos.
  • Coloque el comprimido o la cápsula en la parte posterior de la lengua y pídale a su hijo que tome agua o Kool-Aid con un popote. Si su hijo se concentra en tragar el líquido, el comprimido también bajará sin problemas.
  • Si su hijo tiene más de 7 u 8 años y no puede tragar comprimidos, debería practicar esta habilidad cuando no esté enfermo o malhumorado. (Sin embargo, algunos niños no pueden tragar comprimidos hasta los 10 años). Comience con pequeños trozos de caramelo o hielo y siga con los chocolates M&M. Intente usar sustancias que se derretirán rápidamente si se le quedan pegadas. Si es necesario, primero recúbralas con manteca. Use la técnica del líquido y el popote. Una vez que pueda tragar los caramelos, generalmente no tendrá problemas con los comprimidos. Para estar seguro, parta el comprimido en mitades o cuartos.

Llame al profesional médico de su hijo en los siguientes casos:

  • Su hijo vomita el medicamento más de una vez.
  • No puede hacer que su hijo tome un medicamento esencial.

La próxima vez que su profesional médico le recete un medicamento, asegúrese de mencionar que su hijo tiene este problema común. Su profesional médico puede recetarle un medicamento que tenga mejor sabor.

Escrito por Barton D. Schmitt, MD, autor de “My Child Is Sick”, American Academy of Pediatrics Books. Published by RelayHealth.
Last modified: 2011-07-28
Last reviewed: 2010-06-02 Este material se revisa periódicamente y está sujeto a cambios en la medida que aparezca nueva información médica. Se proporciona sólo para fines informativos y educativos, y no pretende reemplazar la evaluación, consejo, diagnóstico o tratamiento médico proporcionados por su profesional de atención de la salud. Pediatric Advisor 2011.4 Index
© 2011 RelayHealth and/or its affiliates. All rights reserved.